• El crecimiento registrado en el país supera en 1,4 puntos al alcanzado en el global europeo
  • Los españoles compran más, a pesar de que la cesta de la compra es más cara

Una investigación de mercados realizada por Nielsen fija en un 4,1% el crecimiento del gran consumo en España durante el tercer trimestre de este año. Esta cifra supera en 1,4 puntos al crecimiento global europeo (2,8%). De hecho, nuestro país vuelve a crecer por delante de Italia (+3,1%), Alemania (1,6%), Reino Unido (1,3%) y Francia (1%).  Se trata del mayor avance desde el inicio de la recuperación económica.

Todo ello refleja que el momento actual es el mejor para el consumo en España de la última década, con una confianza del consumidor cada vez mayor (cinco puntos de crecimiento hasta junio con respecto al cierre de 2016), circunstancias que permiten revalorizar los lineales con innovaciones. Por ejemplo, los productos premium en España ya venden el doble que los convencionales y representan en torno a uno de cada cuatro euros en el mercado de gran consumo.

“El consumidor está en un momento óptimo para hacerle propuestas de valor con las que aumente su gasto en la cesta de la compra, como es el ejemplo mencionado de los productos premium. Asimismo, los datos del tercer trimestre están en consonancia con las previsiones de la campaña de Navidad, en la que esperamos que el gran consumo crezca en esta misma línea”, señala Asis González de Castejón, director de estudios para la distribución de Nielsen.

De acuerdo con esta investigación de mercados (Growth Reporter) que compara la dinámica general del mercado (valor y crecimiento en las ventas) en el sector de bienes de consumo en toda Europa, el crecimiento del 4,2% registrado durante el tercer trimestre en España supone un incremento de seis décimas respecto al mismo periodo del año anterior (3,6%).

De nuevo, y como ya es tendencia en los últimos trimestres, la mejora de las ventas de los supermercados e hipermercados vino de la mano del consumidor, que llenó un 2,5% más su cesta de la compra. Por su parte, los precios subieron un 1,7%, el mayor incremento de los últimos trimestres. Es decir, a pesar de que la cesta de la compra fue más cara, los españoles compraron más.