Caño

Antonio Caño, director de El País, asistió recientemente al aniversario del diario portugués Público y habló del futuro del periodismo en la actual era digital.

Para Caño, el periodismo está seriamente amenazado dentro de la crisis periodística universal en la que nos encontramos. El futuro está, en opinión del director, en si va en busca del lector. Nada nuevo aporta cuando siempre ha sido esa la intención del medio y del periodista.

Según Caño, actualmente, las opiniones tienden a valer igual en este mundo de tanto ruido mediático. Cierto es que las opiniones y corrientes que emanan de las redes sociales igualan unas opiniones a otras independientemente de la fuente a la que acudan cada una de ellas. Al final recordemos que no deja de ser opinión y no siempre información.

Las redes actuales y las venideras llegaron para jugar un papel importante que, en ocasiones, con la opinión distorsionan la realidad. No debemos permitir que se equipare la información del periodista con la vertida en la red porque se legitimaría dicha amenaza. Caño apuesta por la buena convivencia entre redes sociales y el periodismo tradicional aunque será el tiempo el que depure la relación entre ambos.

No vale lo mismo la información de un profesional a la opinión del común de los mortales que utiliza una red. No puede valer lo mismo si en el primer caso se ha contrastado. Estaremos de acuerdo que uno quiere leer lo que quiere leer pero alimentarse de opiniones nunca será lo mismo que alimentarse de la buena información.

Caño sigue creyendo que no desaparecerá  el periódico impreso pero eso entra dentro del discurso obligado de todo director. No pueden colaborar en la muerte del papel, e incluso, se atrevió a afirmar que los diarios nativos digitales les encantaría tener una versión en papel.

Ni el modelo de periódico gratuito ni el de pago serán en el futuro rentables, según Caño. Ahora bien, no quedó claro por qué modelo apostaba cuando señaló que creía en “un espacio abierto y una vez dentro cobrar por determinadas actividades”. Que alguien venga y  me lo explique.