• No es una declaración de guerra, sino una declaración de total y absoluto amor a la cerveza
  • 10 puntos componen las bases de su movimiento de resistencia que recoge una filosofía que data de 1906 y que invita a sumarse a todos aquellos que aman la cerveza

Justo después de su marca insignia haya sido elegida por más de media España como su marca de cerveza preferida, Hijos de Rivera ha hecho pública su Declaración Incondicional de Resistencia a la Estandarización de la Cerveza. Cuando en el curso de los acontecimientos se hace necesario para una familia cervecera efectuar una reflexión sobre el mundo que le rodea, revisar tanto su historia como los valores sobre los que se cimenta y ocupar el puesto que las manos de cinco generaciones de maestros le dan derecho, es justo declarar las causas que le impulsan a dicha diferenciación declaran desde el site habilitado para tal fin.

Entendiendo que una vez hecha pública será sometida al escrutinio popular, suscitando diversidad de opiniones y generando adhesiones y discrepancias, desde Estrella Galicia han creído conveniente explicar, previo paso a la exposición de su contenido, qué es y qué no es la declaración incondicional de resistencia a la estandarización de la cerveza:

No es una declaración de guerra. Es una declaración de amor. De total y absoluto amor a la cerveza.

No es una declaración que ataque a nada ni a nadie. Es una declaración que defiende unos principios, un compromiso y un saber hacer cervecero.

No es una declaración de hoy. Es una declaración firmada en 2019 que recoge una filosofía que data de 1906 y que será, ahora y en el futuro, pilar fundamental de su movimiento de resistencia a la estandarización de la cerveza.

No es una declaración cerrada. Es una declaración abierta, un movimiento que invita a sumarse a todos aquellos que aman la cerveza y se sienten representados por unos valores de libertad, independencia y autenticidad.

Aclarados estos términos, la cervecera gallega sostiene como evidentes estas verdades que constituyen las bases de su movimiento de Resistencia a la Estandarización de la Cerveza:

01. Nos comprometemos a mantener nuestra total independencia y libertad.

02. Elaboramos cervezas con el firme convencimiento de que no son ni deberían ser creadas iguales, y sí dotadas por su creador de una perso­nalidad propia inalienable.

03. Todas nuestras recetas han sido, son y serán únicas, ela­boradas con su propio mosto y otorgándoles de este modo un carácter único y diferenciador a cada una de nuestras cervezas.

04. Hacemos lo imposible por conseguir la mejor cerveza, apoyándo­nos en largos procesos de maduración, comercializando también cerveza de bodega sin pasteurizar y elaborando nuevas recetas en busca de un sabor más puro y genuino.

05. Jamás engañaremos a nuestra historia con el objetivo de vender más en perjuicio de la calidad de nuestra cerveza.

06. Somos fieles a nuestro origen, respetando la esencia de nuestro ADN gallego y creando, innovando y sorpren­diendo por tierra, mar y aire.

07. Todo lo que hacemos es siempre por deseo propio, absoluta convicción y máximo respeto al líquido ele­mento, sin rendir pleitesía a los intransigentes y caprichosos mercados.

08. Mantendremos ahora y en el futuro el control total de la elaboración, y nunca abriremos una fábrica sin pensar antes en el agua que la rodea.

09. La cerveza es el centro de todo, su calidad permanecerá inalterable y solo haremos mejoras en su proceso de elaboración siempre y cuando signifiquen un beneficio para aquel que de ella disfruta.

10. Nunca dejaremos de creer en lo que de verdad importa: hacer nuestra cerveza tal y como la hacemos desde 1906.

Por lo tanto, aquellos que se sienten identificados con estos valores, convocados en la que es refugio de su movimiento de defensa, apelando al sentido común de los que aman su producto por la rectitud de sus intenciones, en nombre y por la autoridad de sus más de cien años de historia, solemnemente hacen público este compromiso inquebrantable y declaran que “nuestras cervezas han sido, son y serán resistencia desde 1906.”