• David Delfín y la agencia DDB España han lanzado una nueva campaña que busca denunciar la desigualdad de género utilizando la moda como hilo conductor
  • El diseñador ha vestido a mujeres de diferentes países y, a través del atuendo, les ha dotado de libertad para hacer aquello que tienen prohibido en su día a día

Mujeres sin género, vestidas de hombre, deambulan por calles de países donde la igualdad de género brilla por su ausencia. Llevan pantalones o circulan en moto como símbolo de libertad. Este es el punto de partida de una campaña, firmada por David Delfín y la agencia de publicidad DDB España, que busca denunciar la desigualdad de género utilizando la moda como punto de partida e hilo conductor. Esta campaña, llamada Fashion to be free, es un proyecto en el que mujeres de distintos lugares del planeta han podido acceder a aquello que les es vetado gracias a un cambio en su forma de vestir.

Para el rodaje, Delfín ha vestido a mujeres de diferentes partes del mundo, como Asia, África y Oriente Próximo, y, a través del atuendo, les ha dotado de libertad para hacer aquello que les está prohibido en sus respectivos países, como el simple hecho de salir solas a la calle, llevar pantalones o montar en moto. Teniendo en cuenta que se trata de lugares muy restrictivos en cuanto a las libertades del género femenino, la única forma de traspasar la barrera ha sido vestir a las protagonistas con ropa diseñada por David Delfín y dotarlas de un aspecto sin género y liberador.

En palabras de Jose Maria Roca de Viñals, director general creativo de DDB, “la idea se centra en mostrar algunos de los casos más extremos, para poner en evidencia la desigualdad de género que existe a día de hoy en todo el mundo, incluso en países de nuestro entorno”. Por su parte, David Delfín, comenta que “las emociones han sido siempre nuestro motor de trabajo, por eso estamos encantados con esta campaña donde la creatividad provoca una reflexión acerca de la libertad”.

La realizadora de la película de moda que guía la campaña ha sido también una mujer, Diana Kunst, responsable del rodaje con las modelos en los países seleccionados para el proyecto que ha producido Garlic Films. Bimba Bosé, musa y colaboradora del diseñador, es una de las protagonistas de la pieza.

https://youtu.be/CbBOWHSrB0k