entrevista-yago-diaz-delikia

Yago Díaz: “A veces nos da la sensación de que vamos en contra de todo el sector lanzando una propuesta de calidad”.

El operador gallego de vending Delikia, que factura 50 millones de euros al año y emplea a más de 330 personas, cuenta ya con más de 10.000 máquinas repartidas por todo el territorio nacional. Especializada en alimentación fresca, gracias a sus obradores propios y un servicio de distribución en 24 horas, más de 30 años en el mercado consolidan su liderazgo. Hoy entrevistamos a Yago Díaz, director de marketing de la firma.

Os habéis posicionado como referentes en buena alimentación y productos frescos, algo que hasta hace poco era impensable en vuestro sector a pesar de la demanda del público. Incluso habéis sido la primera empresa en obtener el certificado ISO 22000. ¿Podemos decir que habéis reinventado el mercado? ¿Cómo lo habéis conseguido?

Muchas gracias antes de nada por haber pensado en Delikia. La verdad es que se está trabajando mucho, no se si reinventando, pero sí que a veces nos da la sensación de que vamos en contra de todo el sector lanzando una propuesta de calidad. Considero que la inquietud, principalmente de sus tres socios y por consiguiente de todo el equipo de personas que conforman esta familia Delikia, por hacer las cosas bien y disfrutar cada día en el trabajo, en algunos casos casi convertido en pasión, nos llevan a complicarnos la existencia para así ofrecer los mejores productos para nuestros clientes. En su día, por ejemplo, decidiendo abrir nuestro propio obrador lo que nos permitió ofrecer productos frescos de mayor calidad, haciéndolos de forma manual, con cariño, pudiendo elaborar más variedad y teniendo controlada siempre la trazabilidad y la cadena de frío.

Solo hace falta fijarse un poco para encontrar a Delikia en casi cualquier parte: hospitales, aeropuertos, fábricas, colegios, centros deportivos… Pero hace poco que habéis decidido apostar por los micromarkets, que parece que llegan con la intención de quedarse, mediante un acuerdo estratégico con la empresa Cibaria. ¿Qué puedes contarnos al respecto de este novedoso sistema de venta? 

Hemos crecido mucho en poco tiempo, para convertirnos en principal proveedor de hospitales y aeropuertos. Tenemos actualmente del orden de 3.500 clientes que se dice pronto… Pero no nos conformamos y quizá esa sea otra de las grandes virtudes de Delikia, la de innovar constantemente para estar siempre a la última. Por ejemplo, el sistema de “placa master” es un desarrollo propio que nos permite tener las más de 10.000 máquinas conectadas con la oficina central para que nos puedan decir automáticamente sus necesidades de producto o bloquear un canal a distancia si hubiese alguna incidencia. Otro ejemplo podría ser el desarrollo de una app para no tener que llevar monedas y facilitar el pago.

Siempre hemos utilizado máquinas de vanguardia, por lo que, lo que comentas del “micromarket”, estaba en nuestro radar desde hace ya varios años y en esta ocasión optamos por cooperar con una empresa gallega, Cibaria, que tenía un desarrollo de máquina que nos encajaba. Este concepto consiste en crear un halo de confianza con el consumidor, puesto que, tras identificarse en la máquina, éste puede autoservirse teniendo acceso a todos los productos, lo que le permite comprar, coger varios a la vez, leer los valores nutricionales … es algo que está entrando con fuerza en el mercado, pero que a mi me conste, no hay demasiados instalados todavía, nosotros tenemos ya en torno a 50 “micromarkets” conectados a día de hoy. 

El ritmo de vida actual ha cambiado nuestros hábitos de consumo y, por desgracia, comer en casa ya no es lo habitual. Aceptasteis el reto de que vuestros clientes pudiesen alimentarse bien a diario y a un precio razonable, y para ello os habéis apoyado en el conocido chef estrella michelín Pepe Rodríguez. ¿Cómo se le saca partido a un embajador de este nivel para rentabilizar la inversión en su imagen? 

Para nosotros era muy importante realizar un esfuerzo extra en ofrecer productos de obrador con un plus de calidad, porque creemos firmemente que comer en una máquina de vending no tiene porque ser el último recurso, sino que tenemos que dar opciones de calidad para que el consumidor pueda elegir y de ahí surge esta colaboración con Pepe. Y tengo que decir que ha encajado a la perfección con el proyecto, tanto que tras conocernos, se ha sentido identificado plenamente con nuestra manera de hacer las cosas. Llega a decir en la presentación del concurso que celebramos este año pasado “El sándwich más bueno del mundo”, que los de Delikia somos unos “deformados” definición en la que él también se incluye, en este caso en el buen sentido, porque él vio como en nuestro obrador hacíamos unos sándwiches “de autor”, de manera artesanal para venderlos en una máquina de vending, no daba crédito…

Que, por cierto, estoy encantado de decir que el sándwich que ganó este concurso se va a comenzar a vender a partir de marzo y el 10% de lo que recaudemos irá destinado para la Fundación Tierra de Hombres.

La innovación es clave en Delikia y, reflexionando sobre la idea de que “la gente quiere comer como en casa”, habéis creado un nuevo modelo de negocio: el Obrador in Company. ¿Qué significa este concepto y cómo funciona?

Éste es un concepto que hemos desarrollado con mucho cariño, la clave es que en este obrador se elaboran a diario productos como ensaladas, bocadillos, pasta, … en un espacio compacto, libre de humos y que, además, puedes combinar o sazonar y aliñar al gusto. Creemos que se complementa de maravilla, sobre todo, con nuestro servicio de micromarket, porque si así lo eliges, es allí donde podrás recoger el pedido con tu nombre.

El café de origen también es otro de vuestros productos estrella. Un café respetuoso con el medio ambiente que os permite desarrollar vuestra obra social en la Finca nicaragüense “Las Morenitas”. Cuéntanos un poquito más sobre este proyecto y sobre vuestra apuesta por la RSC: el Proyecto Luna junto a la Fundación Down, el patrocinio a la Triatleta paralímpica Susana Rodríguez, el Café Solidario para el Banco de Alimentos

Cuando antes decía aquello de “un trabajo convertido en pasión”, es a esto a lo que me refería. Los tres socios, José Antonio Vázquez, José Manuel Pallares y Manuel Quelle comparten la pasión del mundo del café y buscaron apoyo en Marcos González, bicampeón de España de Baristas para que, junto con una materia prima excepcional, podamos servir un café en nuestras máquinas, 100% arábica, con un tueste medio-bajo del que conocemos absolutamente todo lo que ha pasado con ese café desde que se planta, hasta que es productiva 5 años después, para dar en taza unas notas a chocolate…

Ya hace más de 7 años que los tres se embarcaron en la aventura de buscar el mejor café de especialidad en Nicaragua para obtener uno tratando directamente con el que desde entonces sigue siendo el productor del “Café Finca las Morenitas”, Don Víctor Robelo. Parece fácil decirlo, pero hay que poner mucho empeño y arriesgar mucho para llegar a lograr esa relación directa, en algunas ocasiones ayudando, como así hicieron, construyendo una guardería o un pequeño centro de salud. Lástima que yo entrase hace ahora dos años más o menos, me hubiera gustado poder participar de esa gran aventura. 

Por otra parte, ya que me preguntas por las acciones solidarias te diré que creo que otra de las cualidades que tienen los tres es que quieren ayudar, se preocupan por los problemas de su entorno, dando así lugar a innumerables acciones solidarias que llevamos a cabo todos los años. A mi una que me gustó especialmente es la de Roberto Roque Pereira, porque vivimos con él, en el aula barista que tenemos en las oficinas, la preparación y entrenamientos que realizaba con Marcos González para convertirse en barista y competir en un campeonato profesional, y es que ahora es compañero y es una alegría tenerlo en la oficina, siempre con una sonrisa. Pero es que, además, me cuentan en la fundación Down, que ha sido todo un ejemplo para sus compañeros y que ahora todos se quieren apuntar al curso de barista para algún día conseguir trabajo elaborando cafés. Me siento muy afortunado de que en mi trabajo me permitan llevar a cabo acciones tan bonitas.

La sostenibilidad es otro de vuestros grandes valores añadidos. Y lo habéis demostrado, por ejemplo, siendo la primera empresa que eliminó los vasos de plástico de sus máquinas. ¿Qué otras opciones trabajáis para minimizar la huella de vuestro servicio?

Pues esto es verdad, aunque no hemos hecho mucho eco de ello, porque realmente creemos que esto es lo que tenemos que hacer. No obstante, es difícil conseguir la fórmula perfecta en lo que se refiere al cuidado del medioambiente, pero sí que nos esforzamos para ser más sostenibles cada día, midiendo para poder mejorar.

Algo que considero muy positivo, por ejemplo, es que tenemos un servicio técnico propio que repara las máquinas que tienen más trote para dejarlas como nuevas y darles una segunda vida, reduciendo así el impacto de producir nuevas máquinas y de reciclar las más antiguas. También estamos renovando nuestra flota con algunos vehículos de gas liquado del petróleo (GLP). Y la telemetría de las máquinas, que como comentaba antes, está consiguiendo que seamos más eficientes en las visitas a la máquina, yendo sólo cuando es necesario, reduciendo así la huella medioambiental.

Quizá te interese:

Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú