• La marca de productos de afeitado pone en marcha esta acción, que se ha realizado íntegramente en España, y con la que vuelve a reivindicar una masculinidad inclusiva, centrándose ahora en un momento clave, la pubertad.
  • Proximity Madrid firma la campaña bajo el insight “A Moustache | Mi Bigotillo” en el mes del hombre

Noviembre es el mes del hombre. Y, en concreto, el día 19, el Día Mundial del Hombre. Y es el mes, además, donde uno de sus atributos, el bigote, toma protagonismo para apoyar a todos esos hombres enfermos de cáncer de próstata con el movimiento #Movember. Pero si damos un paso unos años atrás en la vida de algunos hombres y llegamos a su adolescencia, descubriremos que este atributo, el bigote, puede ser causa de complejo en muchos adolescentes que empiezan a tener su, llamado en España, “bigotillo”, “4 pelos”, “mostacho” o “pelusilla”, entre otros. Y este ha sido el insight utilizado por Gillette, de la mano de Proximity, en su nueva campaña de publicidad titulada “A Moustache | Mi Bigotillo”. El claim: “Hay que ser muy hombre, para empezar a ser tú”.

Gillette vuelve con esta campaña para reivindicar una masculinidad inclusiva. Y se centra ahora en un momento clave: la pubertad. Esa etapa en la que empieza a construirse el hombre que cada uno será en el futuro. Y, en este contexto, la marca de afeitado masculino pretende animar a los jóvenes a que empiecen a ser ellos mismos. Que nadie, ni siquiera una marca como Gillette, les diga lo que tienen que hacer con su aspecto físico.

Como marca, Gillette considera importante transmitir valores positivos y constructivos a la sociedad, empezando por los más jóvenes. “Hay que ser muy hombre es nuestro esfuerzo para evitar que los hombres se sientan presionados por estereotipos de ningún tipo. Que puedan sentirse cómodos en todo momento de tomar sus propias decisiones para llegar a ser la mejor versión de sí mismos”, comenta Santiago Antolin, Gillette Brand Manager Iberia.

Un spot protagonizado por niños

La campaña gira entorno a un divertido spot protagonizado por niños que utilizan una canción, a modo de himno, que va haciendo que poco a poco éstos se sientan orgullosos de su primer “bigotillo”. El autor de esta canción popular llamada “Moustache” es Stephen Collins Foster, compositor entre otras canciones del clásico “Oh, Susana”. Su letra busca empoderar a los adolescentes que ven crecer su primer bigotillo ya que habla de las bondades de tener un buen bigote.

El spot se ha estrenado durante el partido de futbol clasificación para la Fase Final de la Eurocopa de la Selección Española. Podrá verse en televisión y en diferentes soportes digitales durante las próximas semanas.

Según Susana Pérez, directora creativa ejecutiva de Proximity, “es en la pubertad donde se empieza a forjar la masculinidad. Y ahí es donde hemos encontrado un insight nunca tratado en publicidad: el bigotillo adolescente. Es un símbolo visible de toda una serie de cambios que llegan en la pubertad y que pueden llegar a acomplejar a los jóvenes. Una campaña valiente por parte de Gillette que les dice a los jóvenes: “que nadie te diga cuándo empezar a afeitarte, ni siquiera nosotros””.

Brand Day en Youtube

La campaña incluye también un spot digital de 60 segundos, que estará alojado en la web hayquesermuyhombre.es. Asimismo, se ha programado un Brand Day en Youtube, que se desarrollará durante el Dia Mundial del Hombre. También hay una campaña display. Todo aquel que quiera, podrá unirse a la conversación con el hashtag de la campaña #MiBigotillo y #Hayquesermuyhombre.

La campaña cuenta además con la colaboración de las celebrities que participaron en la anterior campaña de Gillette #Hayquesermuyhombre: Paco León, Dani Martín, David Silva, Jesús Vidal, Pau Ribes y Rubén Errebeene. Todos ellos publicarán en sus redes sociales contenido relacionado con la campaña para animar a los jóvenes a empezar a ser ellos mismos.

Gillette Talks

Gillette ha centrado su nueva campaña en el territorio de los adolescentes. De hecho, está llevando a cabo un programa de debates participativos (Gillette Talks, colofón de la campaña previa “Hay que ser muy hombre”) en colegios e institutos con niños de 14 a 16 años. La marca colabora con 20.000 alumnos de toda España, con el objetivo final de ayudar a los jóvenes a aceptarse tal y como son, y romper cualquier barrera que les impida ser ellos mismos.