• La operación se ha cerrado por un total de 81 millones de euros tras la aprobación por las autoridades de competencia en México
  • Las empresas alcanzaron en diciembre un acuerdo con la multinacional francesa Pernod Ricard para la adquisición

Las históricas marcas jerezanas Domecq y Pedro Domecq ya son propiedad de González Byass y Grupo Emperador. Así, desde la conocida bodega de ‘Tío Pepe’ han anunciado, tras la aprobación por las autoridades de competencia en México, la adquisición conjunta a Pernod Ricard de ambas firmas así como el negocio de brandy y vinos vinculado a ellas en el mundo. La operación se ha cerrado por un total de 81 millones de euros.

El negocio tiene su principal mercado en México a través de las marcas de brandy Presidente, Don Pedro y Azteca de Oro, así como una bodega de vinos en Baja California. El acuerdo también incluye, entre otros, los intereses empresariales en Estados Unidos y Brasil, además de Benelux, donde se comercializa vino de Jerez con la marca Domecq.

La operación se ha llevado a cabo a través de Bodega Las Copas, ‘joint venture’ entre Grupo Emperador y González Byass, que refuerza de esta manera la actividad que ya venían compartiendo en la elaboración de brandy para el mercado filipino y que cuenta con 275 hectáreas de viñedos de alto rendimiento en Toledo, una destilería en Tomelloso y un núcleo bodeguero en Jerez.

Hay que recordar que el cierre definitivo de esta operación estaba pendiente de la aprobación por parte de las autoridades de competencia mexicanas pues el país latinoamericano viene siendo el principal mercado de esos productos de Domecq (brandy Presidente, Don Pedro y Azteca de Oro), así como de una bodega de vinos en Baja California. El acuerdo también incluye, entre otros, los intereses empresariales en Estados Unidos y Brasil, además de en Benelux, donde se comercializa vino de Jerez con la marca Domecq.