• La bodega de Cariñena ha cambiado su logotipo e identidad visual y ha dado un nuevo rumbo a su estrategia de comunicación
  • La compañía zaragozana ha adoptado como claim ‘Cariñena Ambassadors’ para reforzar su vocación exportadora

Grandes Vinos ha puesto en marcha un nuevo plan de comunicación corporativa. Camino de su 20 aniversario, la bodega de la Denominación de Origen Cariñena no sólo ha cambiado su logotipo e identidad visual, sino que también ha dado un giro a su estrategia de comunicación. Y lo ha hecho tratando de no descuidar el potencial y peculiaridad de las diferentes marcas comerciales que se elaboran y comercializan en la compañía aragonesa y que se dirigen a diferentes segmentos de mercado.

El nuevo claim adoptado por la bodega es Cariñena Ambassadors. Con él se busca reforzar la vocación exportadora de la compañía (el 75% de su facturación proviene del mercado exterior) y llevar la marca Cariñena, su tierra y a sus gentes a más de 40 países por todo el mundo. Asimismo, Grandes Vinos busca poner el acento en los consumidores como su objetivo último, que ellos también se conviertan en embajadores de sus vinos, de su tierra y de sus gentes.

En unos meses, todos los vinos de Grandes Vinos serán más fácilmente reconocidos por el nuevo isotipo desarrollado, que irá colocado en sus cápsulas y roscas y en unas cajas que también unificarán su imagen, a la vez que reducen su impacto en el medio ambiente. La renovación de la web y de sus perfiles en las diferentes redes sociales, la creación de newsletter para clientes y la realización de un nuevo video corporativo son algunas de la acciones integradas en este nuevo plan de comunicación.