• La compañía cervecera finaliza las obras de restauración de tres humedales de Doñana gracias a un convenio con la Junta de Andalucía
  • El objetivo de la empresa es devolver al medio 420 millones de litros de agua al año, cantidad equivalente a la cerveza que se elabora al año en la fábrica de Sevilla

Tras seis meses de intenso trabajo, Heineken España y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía han dado a conocer hoy el fin de las actuaciones de restauración de tres humedales en el Espacio Natural de Doñana, un proyecto emblemático dentro del compromiso de la compañía cervecera con la protección de las fuentes de agua.

El acto celebrado esta mañana ha contado con la presencia del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, el director de Relaciones Corporativas de Heineken España, Jorge Paradela, el director de Responsabilidad Social Corporativa de la cervecera, Mauricio Domínguez-Adame y los alcaldes de los municipios andaluces en los que se han desarrollado las actuaciones: Hinojos, Miguel Ángel Curiel, y Villamanrique de la Condesa, José Solís, entre otras autoridades.

El Proyecto Doñana forma parte de la estrategia de sostenibilidad ‘Brindando un Mundo Mejor‘ de Heineken España y tiene como objetivo devolver al medio 420 millones de litros de agua al año, cantidad equivalente a la cerveza que se elabora anualmente en la fábrica que la compañía tiene en Sevilla. Se trata de un proyecto pionero como parte del compromiso de la cervecera con alcanzar un balance hídrico neutro.

Las acciones que se han llevado a cabo estos meses han estado orientadas principalmente a la restauración de tres humedales del Espacio Natural de Doñana: la Laguna de las Pardillas, la Laguna del Lince (antiguo barrero) y la Laguna de San Lázaro, mejorando su funcionalidad hídrica y ecológica.

Conservación del entorno

En palabras de Jorge Paradela, director de Relaciones Corporativas de la compañía, “la sostenibilidad es una de las prioridades estratégicas de Heineken España, por ello trabajamos con el objetivo de devolver al medio cada gota de agua que utilizamos en la elaboración de nuestras cervezas. Estamos muy orgullosos de poder contribuir a la preservación y conservación de este entorno tan valioso, reforzando nuestro compromiso con el medioambiente y con Andalucía, una región con la que mantenemos una vinculación centenaria”.

Por su parte Mauricio Domínguez-Adame, Director de Responsabilidad Social Corporativa de Heineken España ha destacado que este proyecto es un ejemplo de las alianzas que la ONU propone entre sus Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) y que estas actuaciones permitirán “retornos en términos naturales -incrementar el volumen de agua almacenado por las lagunas litorales estacionales de Doñana, mejoras en la biodiversidad de la zona, un aumento de la vegetación y un enriquecimiento de la flora y fauna local- y también retornos económicos y sociales”.

Así, entre los beneficios directos obtenidos por estas actuaciones destacan la mejora del flujo del agua para facilitar la captación de aguas fluviales, la recarga de un acuífero mediante el rediseño del paisaje de las lagunas, el incremento de las especies autóctonas que evitan la erosión y la mejora de la calidad del suelo aumentando la capacidad de infiltración.