La “Guerra Fría” entre China y EEUU libra en estos momentos una batalla decisiva en el mundo de la comunicación. El fuego cruzado entre ambos países ha provocado una escalada de tensión entre Google y Huawei que puede dar al traste con el servicio de telefonía de millones de usuarios,que verán como su sistema operativo Android no podrá actualizarse dejando obsoletas aplicaciones como Gmail o Google Maps.

El daño está hecho y los mensajes tranquilizadores de las compañías no logran paliar el daño hecho en la reputación de las dos grandes multinacionales. Habrá que esperar a las consecuencias en los mercados pero mucho tendrán que trabajar los departamentos de comunicación y asuntos públicos de ambas compañías para recuperar la confianza en ambas marcas.

Aún así, y a golpe de comunicado, el anuncio del gobierno de EEUU asegurando que Google ha aceptado la medida por la que los terminales de Huewei no utilizarán Android ni sus servicios, ha encontrado respuesta en los chinos. “Huawei seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tabletas y dispositivos, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando en stock en todo el mundo”.

La compañía se muestra así de confiada “Huawei ha contribuido considerablemente al desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo. Como partner clave hemos trabajado conjuntamente con la plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios”. En este sentido, “seguiremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible, para ofrecer la mejor experiencia a todos los usuarios del mundo” ha indicado.

Las fichas están sobre el tablero y los próximos movimientos son impredecibles. ¿Será una estrategia de Trump en modo órdago para fijar una posición respecto a una futura negociación con el gobierno chino? ¿Desarrollará Huawei un sistema operativo propio? ¿Podrá soportar Google Play la pérdida de millones de usuarios? Todo está por decidir. Seguiremos informando.