La trayectoria profesional de José Luis Zafra ha estado siempre vinculada al marketing y la publicidad, principalmente como director comercial en diferentes medios de comunicación malagueños y nacionales. Hace unos años, decidió “liarse la manta a la cabeza” y comenzó un ilusionante proyecto, la creación de los Premios Agripina, que este año cumplen su séptima edición. Un evento que él denomina “un retiro”, porque “trabajar en lo que te gusta no es trabajar”.

  • Los Premios Agripina nacieron para reconocer los trabajos que se hacían en la publicidad andaluza, pero han evolucionando hasta ser un certamen nacional…
  • La primera y la segunda edición, que tuvieron lugar en Málaga, se centraron en la publicidad andaluza, pero recibimos muchísimas piezas y decidimos dar el salto a nivel nacional. Nos trasladamos a Sevilla y organizamos allí las siguientes ediciones. El año pasado volvimos la capital malagueña, donde también celebraremos la presente edición, que tendrá lugar el próximo 30 de noviembre. Nuestra sede también se queda aquí permanentemente.
  • ¿Cuál es el objetivo actual de este certamen?
  • El objetivo es poner en valor el trabajo de los profesionales. Tú puedes ver un spot de 20 segundos, una cuña, pero no ves toda la labor que hay detrás. Además, también queríamos resaltar que hay agencias españolas que ganan concursos a nivel internacional y sacar a la luz toda la creatividad que hay en nuestro país, que es muy buena.
  • ¿De dónde surge el nombre de los premios?, ¿por qué Agripina?
  • Estos premios nacieron en Málaga y en un principio le pusimos ese nombre por el acrónimo del aeropuerto de Málaga, que era AGP y que se decía que venía de Agripina. Luego descubrimos que no, pero resultó ser la primera mujer que puso su esfigie en una moneda, y nos pareció que fue una manera de hacer ‘marketing directo’. Profundizando, descubrimos que Agripina significa “nacida con dificultad”, como le ocurre a la publicidad, que cuesta trabajo hasta que al final surge la campaña. Nos dio juego para hacer la imagen corporativa, que ha ido evolucionando con el tiempo.
  • ¿Cuántas piezas se han presentado este año?
  • Tenemos 237 piezas y estamos bastante satisfechos. Son trabajos de todo el territorio nacional, Málaga, Sevilla, Madrid, Granada, Alicante… Van a participar cerca de 75 agencias y empresas españolas en las 29 categorías: branding, spot, humor, eventos, institucional.. Estamos muy contentos con las cifras de esta edición.
  • El número de categorías es muy amplio…
  • El año pasado teníamos 48 y este año las hemos reducido a 29, porque ralentizaba mucho la gala, ya que nos gusta presentar todas las piezas finalistas. Además, era demasiado material para subirlo a la web. Hemos ganado en calidad.
  • Los premios coinciden con el Congreso Publicitario Andaluz. ¿Cómo se desarrollarán ambos actos?
  • Hacemos el congreso por la mañana con charlas, ponencias y mesas redondas, que este año serán en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés. La gala será por la tarde-noche en el Auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga y después habrá una fiesta en un local del centro de la ciudad. Hay gente que sólo se ve una vez al año en los Agripina y creemos que es un buen lugar de encuentro.
  • ¿Cómo se encuentra, en su opinión, el sector publicitario andaluz?
  • En mi opinión, el sector se encuentra bastante bien. Si algo bueno ha tenido la crisis es que ha cribado el intrusismo y se han quedado las mejores agencias y los mejores profesionales. El cliente ahora busca más retorno y hay que quebrarse más la cabeza, ser más original y ser más eficaz.
  • ¿Por qué las grandes empresas e instituciones siguen apostando más por agencias de Madrid y de Barcelona que por las andaluzas?
  • Es una asignatura que seguimos teniendo pendiente. El otro día me decían que la definición de “experto” es uno que sabe exactamente lo mismo que tú pero viene de fuera. Desafortunadamente eso sigue pasando, cuando en Andalucía hay muy buenos creativos y a nivel de concursos se debería apostar por las agencias de tu comunidad. Hay que educar también a los clientes y esperamos que con eventos como los Agripina los anunciantes vean lo que se hace en Andalucía y en España y no se tengan que ir fuera, que también los hay, y lo único que consiguen es encarecer los costes y que sea todo menos operativo.