• La compañía de telocomunicaciones opta por este color para diferenciarse de la firma matriz tras su compra por Orange
  • En su nuevo spot usa la expresión “wow” en clara referencia a su política de precios más baratos

Después de veinte años de existencia y tras la compra por parte de Orange en 2015, Jazztel ha dado un importante giro a su imagen de marca. En concreto, se coloca en la franja low cost moderno frente a la matriz de la compañía que se queda en las tarifas más altas. El precio es el principal factor del nuevo posicionamiento de la marca que también ha transformado su imagen de manera notoria.

Entre los principales cambios que ha abordado destacan el abandono de las antiguas letras mayúsculas para pasarse a las minúsculas, dejar el característico tono naranja para adoptar el amarillo y optar por una tipografía más limpia, sencilla y juvenil. Además, el conocido presentador de televisión Jesús Vázquez ha dejado de ser el embajador de la marca.

Para el reposicionamiento, Jazztel ha lanzado un spot en el que repite de forma continuada la expresión “wow”, una clara referencia a sus precios y ese momento de compra inteligente, que ya utilizaron anteriormente otras importantes compañías. La nueva cara de Jazztel llega también con la intención de simplificar y personalizar el proceso de construcción de la tarifa para diferenciarse de la competencia.