• Periodistas y estilistas de las publicaciones más prestigiosas moda de Reino Unido, Alemana, Italia y Francia visitaron la provincia para conocer el saber hacer de más de 30 empresas de calzado
  • Evento organizado por la Asociación Valenciana de Empresarios de Calzado e IVACE con el objetivo de “dar a conocer y promocionar el calzado de la Comunitat Valenciana”

La industria del calzado española ha traspasado fronteras llegando hasta los rincones más recónditos. El sector ha evolucionado, y ha visto en la exportación una salida necesaria para sobrevivir al producto low cost made in Asia. Paradójicamente, y a pesar del «daño» producido, China es uno de los países donde más se exporta nuestro calzado.

Al cliente español le sedujo el precio antes que la calidad, aunque cada vez más la tendencia local y los productos nacionales van ganando terreno. Y para los de fuera, no hay mejores fabricantes que nosotros. Si no preguntémosle a la «Maison» Chanel dónde fabrica sus famosísimas espardeñas de yute. En las instalaciones en Elche de Cosí Cosí Footwear (fundada por Manolo Barceló). Y entre espardeña y espardeña, Gucci y Givenchy también quisieron que Barceló fabricase para ellos.

La semana pasada, un grupo de ocho reconocidos periodistas y estilistas de las principales publicaciones de moda de Europa visitaron Alicante para descubrir qué hay detrás de cada par de zapatos. Un evento organizado por la Asociación Valenciana de Empresarios de Calzado (AVECAL) e IVACE con el objetivo de «dar a conocer y promocionar el calzado de la Comunitat Valenciana», indica María Dolores Parra, directora general de Internacionalización de IVACE. “Una jornada de imagen con la que queremos facilitar el reconocimiento de nuestras excelentes marcas de calzado, caracterizadas por su elevada calidad y diseño, en los mercados de Francia, Alemania, Reino Unido e Italia”, añade.

Una acción, según comenta Parra, que ya se ha realizado con muy buenos resultados con otros sectores como el vino y que “queremos hacer extensiva a otros sectores con posibilidades de aumentar su imagen de marca a través de revistas especializadas como el calzado”.

Dentro del programa de visitas, el grupo de profesionales de moda -integrado por Marta Stella de Marie Claire ItaliaArnaud Gautry de Le MondeSara Amadio de SchuhkurierSamantha Ria de Pause MagazineDanner Tassone de Wonderland Magazine, las estilistas Kitty Cowell y Anna Palmieri,Elisa Álvarez de Telva– visitó las fábricas de Magrit, Chie Mihara, Hispanitas, Slowwalk, Panama Jack, Paloma Barceló, Gioseppo, Pikolinos, Ras y Zinda. 30 marcas más de calzado de la provincia, como Paco Herrero, Pedro Miralles, B&W o Genuins se unieron al programa presentando sus últimas colecciones en un showroom-cóctel celebrado en el hotel Huerto del Cura de Elche.

“Nos ha sorprendido conocer la historia de la industria y todo el trabajo que hay detrás de cada zapato, desde la primera idea hasta el repaso de cada detalle. Así entendemos por qué los zapatos de esta región son tan valorados”, indica Elisa Álvarez, redactora de Telva.

La tradición y artesanía se unieron a nuevos conceptos y tendencias, como la filosofía vegana, estilo de vida que cada vez cuenta con más seguidores. La firma Slowwalk presentó su línea de calzado vegana, una colección cápsula certificada con la protección animal «Peta» y «Animal Free» que “parte de retales de lona tintadas sin productos químicos con suelas de goma de látex natural”, señalan desde la marca. Pero no todo queda ahí, “el zapato está diseñado de tal forma que cuando su vida llega a su fin se puede separar la suela del corte para que se pueda reciclar”.

Además, el grupo de periodistas ha sido uno de los primeros en conocer de primera mano las zapatillas de Hot Potatoes, las patatillas de las que más se habla en redes sociales. Ideada por Gioseppo, la firma nació con la intención de dar un vuelvo al concepto de zapatillas de casa, creando una marca con personalidad propia y una divertida filosofía que ha captado la atención de los fashionistas más exigentes del mundo online.

.