• La compañía lanza una acción digital especial, ideada por PS21, con la que ha transformado sus visuales de marca, en los medios digitales, a imágenes pixeladas como si de un juego de arcade se tratara
  • Con esta activación, la cadena del #PolloPollo vuelve a romper las reglas de la comunicación, apelando a la emoción de sus consumidores y hablando en su mismo idioma

¿Sabes lo que eran el ZX Spectrum, el NES o Mega Drive? ¿Pasaste horas y horas tratando de encajar las fichas del Tetris? ¿Soñabas con comerte todo estilo Pac-Man? Si es así, puede que la nostalgia te embargue cuando veas la nueva activación que KFC España, la cadena del #PolloPollo, ha lanzado en redes sociales durante este fin de semana con motivo de la conmemoración, este 25 de mayo, del Día del Orgullo Frki.

La compañía ha lanzado una acción digital especial -cuya creatividad lleva el sello de la agencia PS21– que los ha llevado a transformar sus visuales de marca, en los medios digitales, a imágenes pixeladas al estilo 8-bits como si de un juego de arcade se tratara. Si todavía no sigues sus perfiles de redes sociales Instagram, Facebook, Twitter, y YouTube entra y revive un viaje a los 80 y 90.

42 años después del que se estrenara en cines la primera entrega de la saga “Star Wars”, un 25 de Mayo, la comunidad friki celebra orgullosamente su pasión por las películas, libros, series o videojuegos. Precisamente en el entorno gaming, un territorio en el que KFC está inmerso de lleno, gracias al patrocinio de Team Heretics desde mayo de 2018, es donde la firma ha querido rendir su particular guiño a esta comunidad. Para ello, el Coronel Sanders, icono de la marca, se ha transformado en un personaje pixelado de videojuego de los 80 para invitar a los seguidores de la marca a pasar pantalla y recrear los matices de su #PolloPollo en un lenguaje de pixels y una banda sonora que trasladará a los seguidores de KFC al universo del gaming de los 80 y 90.

Con esta iniciativa, las redes sociales de la compañía transformarán por unos días sus creatividades para celebrar esta friki conmemoración. Una activación con la que KFC vuelve a romper las reglas de la comunicación, apelando a la emoción de sus consumidores y hablando en su mismo idioma.