• La nueva sala de prensa de la entidad se inaugurará el 28 de noviembre y llevará el nombre del que fuera su presidente durante una década
  • La APM también ha solicitado al Ayuntamiento de la ciudad la concesión de una calle para el conocido periodista

La Asociación de la Prensa de Málaga inaugurará el próximo martes, 28 de noviembre, su recién reformada sala de prensa con el nombre del que fuera su presidente durante una década, Joaquín Marín Alarcón, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento.

La Asociación de la Prensa ha decidido rendir así homenaje al que era su presidente de honor en un acto público junto con la familia, amigos y compañeros que se celebrará a las 19.30 horas en su sede. El homenaje contará con la intervención de los responsables de los medios de comunicación en los que Marín fue director a lo largo de su trayectoria profesional: Manuel Castillo (SUR), Joaquín Durán (Canal Sur) y Juan de Dios Mellado (La Opinión de Málaga). También participarán Rafael Salas Gallego y Andrés García Maldonado, presidente y presidente de honor de la Asociación de la Prensa de Málaga, respectivamente, entidad en la que Joaquín Marín también fue su máximo representante entre 1983 y 1993.

La Junta Directiva aprobó este homenaje por unanimidad el pasado mes de julio, tras el fallecimiento del periodista a los 70 años de edad, pues su impulso fue decisivo para la obtención de los locales que hoy en día albergan la entidad que representa a la profesión periodística de la provincia de Málaga.

Una calle para el periodista

La Asociación de la Prensa también ha solicitado al Ayuntamiento de Málaga la concesión de una calle para el conocido periodista. El colectivo entiende que la trayectoria profesional y personal de Marín le hace merecedor de formar parte del callejero de la ciudad, y así lo ha propuesto al área de Cultura solicitando la apertura del expediente que concluya con la concesión de la calle.

Marín nació el 28 de noviembre de 1947 en Mijas, municipio que lo nombró Hijo Predilecto en 1998 y, desde muy temprano, fue un referente en el periodismo. En 1982 llegó a la dirección del diario Sur, tras sus inicios como corresponsal en el diario El País, convirtiéndose en el director más joven de España. Doce años más tarde cogió las riendas de la Radio Televisión Pública de Andalucía (RTVA) y en 1999 se convirtió en uno de los fundadores de La Opinión de Málaga, periódico del que fue director en dos etapas. Marín ha sido presidente de la Asociación de la Prensa de Málaga, vicepresidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa de Andalucía y miembro del Consejo Social de la Universidad de Málaga.