zapeando

Finalmente puedo escribir sobre este programa. Varios minutos iniciales en días alternos es lo máximo que he podido aguantar como telespectador del programa “Zapeando” de La Sexta. No entiendo que contenidos como este tengan un solo ser humano delante de la pantalla. Una vez más compruebo que en España hay gente para todo.

La guía de la programación decía: “Frank Blanco y su equipo amenizan cada tarde las sobremesas con Zapeando, el ojo crítico más divertido de la televisión”.

Sugerir que ameniza con ojo crítico es insultar al telespectador. Graciosos sin gracia no amenizan y menos con espíritu crítico ya que todos los programas analizados pertenecen al mismo grupo.

La originalidad brilla por su ausencia. Programas de zapping ha habido muchos pero este es un querer y no poder. No deja de ser un mal catálogo para promocionar los programas del grupo Atresmedia.

Lamento no haber conocido hasta hoy a la gran Celia Montalbán, Ana Morgade y a un tal Quique Peinado. Me imagino que pensarán que los hogares españoles se destornillan con sus chascarrillos de quinta. Mi cariño a Miki Nadal -por ser aragonés- hará que acabe con punto esta frase. Cristina Pedroche simplemente no la aguanto pero esto subjetivo y no vienen a cuento. Salvo al gran Leo Harlem al considerar que está en otra galaxia artística respecto a sus compañeros.

Espero que coincidan con la opinión de este Cronista. Si no es así me sorprenderá y será entonces cuando tome un tren con destino a ninguna parte.