• La acción, creada por la agencia Touché y que puede verse en varios mupis de la ciudad, tiene como eje central tres chistes machistas
  • El objetivo de la campaña, que se desarrolla bajo el lema ‘La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice’, es visibilizar el problema social y que los ciudadanos sean conscientes de su gravedad

“¿En qué se parecen las mujeres a las pelotas de frontón? En que cuanto más fuerte les pegas antes vuelven”. Este es uno de los polémicos mensajes que aparecen en los carteles ideados por el Consejo de la Mujer, con el sello de la agencia Touché, para una campaña contra la violencia de género puesta en marcha por el Ayuntamiento de Zamora y que se desarrolla bajo el lema La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice.

Aunque según han explicado desde el equipo municipal la idea no era polemizar, sino visibilizar el problema social y que los ciudadanos sean conscientes de lo brutal que es. La concejala Laura Rivera ha explicado que la campaña es de denuncia y de toma de conciencia de ciertas actitudes de la vida cotidiana, que están normalizadas y parecen inocuas, pero que van generando una idea y un concepto de las mujeres “que puede engendrar inmediatamente falta de respeto y al final, lamentablemente, violencia”. “Esos chistes, que dichos en una reunión de amigos o en la barra del bar hasta pueden provocar la risa, colocados en los ocho mupis en las calles de la ciudad escandalizan por su dureza, crueldad y machismo”, ha subrayado.

Los carteles no han tenido buena acogida por parte de todos. Partidos como el PP o Ciudadanos han mostrado su rechazo.  Los populares denuncian que “la utilización de ‘chistes’ machistas” no es la “mejor forma de sensibilización contra la violencia de género y menos aún entre los adolescentes, colectivo éste que debe ser objetivo prioritario en la campaña”. Ante la polémica suscitada, también se ha pronunciado la Asociación Mujeres en Igualdad, que defiende que el tema de la violencia debe ser tratado con la mayor rigurosidad y que se deben evitar “las polémicas innecesarias”.