• Unos cuarenta internos disfrutan de los beneficios de la diversión con el espectáculo ‘Cabaret del Circo’ de Payasos sin fronteras
  • Esta iniciativa, que comenzó en 1999, se enmarca en las acciones de Responsabilidad Social Corporativa que desarrolla la compañía postal

La campaña Correos reparte sonrisas ha llegado al Centro de Educación e Internamiento por Medida Judicial Juslibol de Zaragoza. En torno a unos cuarenta chicos han disfrutado del Cabaret del Circo, un espectáculo de Payasos sin fronteras, gracias a la que los internos en el Centro de Menores han podido comprobar los beneficios de la diversión.

El objetivo prioritario de esta iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa postal es favorecer la mejora y calidad de vida de los niños hospitalizados o sometidos a tratamientos de larga duración, así como la de colectivos infantiles y/o juveniles que, por estar en situaciones de especial dificultad como discapacidad, acogida, inmigración o vivir en las cárceles con sus madres, necesitan refuerzo psicológico y emocional.

La filosofía de Correos reparte sonrisas –iniciativa que comenzó en 1999- es trasladar que la diversión y el humor son una buena terapia complementaria, pues se ha comprobado que las actividades lúdicas amplían los efectos beneficiosos de los tratamientos médicos convencionales y pueden favorecer los procesos de recuperación. Además, la diversión compartida es una buena manera de fomentar la integración y aportar un refuerzo psicológico y emocional a los niños y adultos.

Este programa incluye también el intercambio epistolar entre colegiales de escritos humorísticos, cuentos, adivinanzas,… Para hacer más cómoda esta correspondencia, se utilizan modelos de cartas y sobres diseñados por Correos con franqueo pagado e imágenes del programa, que la empresa postal distribuye gratuitamente entre los colegios participantes.