• Competencia investiga posibles prácticas anticompetitivas en Carat España, Media Sapiens Spain, Persuade Comunicación, Inteligencia y Media y Media by Design Spain
  • Afectarían especialmente a   las   licitaciones   de   los   contratos   de   la Administración Pública para realizar campañas de publicidad

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha abierto expediente sancionador contra las agencias de medios Carat España, Media Sapiens Spain, Persuade Comunicación, Inteligencia y Media y Media by Design Spain. Dicho expediente viene motivado por “posibles prácticas restrictivas de la competencia, consistentes en acuerdos o prácticas concertadas entre las empresas para el reparto, la fijación de precios u otras condiciones comerciales y el intercambio de información comercial sensible en el mercado de servicios de intermediación publicitaria en España”, según ha dado a conocer el propio organismo.

Según explica la CNMC en un comunicado, estas prácticas se investigan especialmente en relación con las licitaciones de contratos basados en el Acuerdo Marco para la materialización de las campañas de publicidad institucional de la Administración General del Estado (AM 50/2014).

En este contexto, desde Competencia recuerdan que la investigación se ha iniciado tras una consulta de la Junta de Contratación Centralizada del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre la licitación del citado Acuerdo Marco y la posterior evaluación de la Dirección de Competencia sobre su implementación. La Dirección de Competencia considera que existen indicios racionales de la comisión por parte de las citas agencias, “de una infracción del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea por conductas restrictivas de la competencia, que pueden suponer la distorsión de la competencia efectiva, especialmente en las licitaciones de los contratos basados en el Acuerdo Marco 50/2014”.

Desde Competencia también recuerdan que la incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC.