• La comunidad se promociona durante estos días en uno de los encuentros gastronómicos más importantes del país.
  • En el evento la región cuenta con un expositor promocional que permite combinar actividades prácticas, presentaciones de productos y catas dirigidas así como la posibilidad de ofrecer información turística.

Por segundo año consecutivo, y tras haber participado el año anterior como comunidad invitada, Castilla y León está presente estos días en el que es uno de los eventos gastronómicos más importantes, la Feria Gastrónoma de Valencia.

En este certamen turístico, Castilla y León cuenta con un expositor promocional de 72 metros cuadrados, con una disposición que permite combinar una zona destinada a la realización de actividades prácticas, presentaciones de productos y catas dirigidas, con una segunda destinada a ofrecer información turística de las nueve provincias de Castilla y León.

La presencia en este encuentro gastronómico es una oportunidad para la comunidad para promocionar la gran despensa con la que cuenta así como la oferta enoturística y el importante número de eventos gastronómicos que se celebran. Por este motivo se han organizado, por ejemplo, catas de miel, talleres de elaboración de dulces típicos o la presentación de las siete Rutas Certificadas del Vino -Arlanza, Arribes, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda y Sierra de Francia-, que contarán con diferentes demostraciones gastronómicas y catas dirigidas al público asistente. A eso habrá que sumar la participación del cocinero vallisoletano Miguel Ángel de la Cruz, que cuenta con una estrella Michelín en su restaurante ‘La Botica’, en Matapozuelos.

En 2017, primer año de participación de Castilla y León en Gastrónoma, la Feria contó con más de 200 expositores y más de 15.300 visitantes, que participaron en las jornadas técnicas, talleres, catas, demostraciones y ‘showcooking’.

El pasado año, la Comunidad Valenciana ocupó la séptima posición como mercado emisor de turistas a Castilla y León, con 342.402 visitantes, un 10,2 % más que el año anterior, por lo que se considera un mercado prioritario en el que hay que seguir promocionando la oferta de la Comunidad, con el objetivo de seguir incrementando el grado de conocimiento y el número de visitantes.