• La querella presentada por el PP pone en duda la adjudicación de una serie y la contratación de personal
  • El titular del juzgado explica que admite la querella «pudiendo ser los hechos denunciados constitutivos de delito de prevaricación» y da un plazo de 15 días al ente autonómico para remitir los expedientes de varios contratos

Tras admitir una querella presentada por el PP en la que se denunciaban posibles irregularidades en la adjudicación de unos contratos para rodar una serie de ficción de la cadena autonómica y para fichar personal del organismo, el juez ha llamado a declarar como imputados a la directora general del À Punt, Empar Marco, y al presidente del consejo rector, Enric Soriano.

Por un lado, el PP denuncia el contrato a la sociedad Mediterráneo Media Entertainment SL, cuyo administrador único es Fausto Atienza, ex concejal del PSPV en el Ayuntamiento de Benifaió (Valencia), para la realización de 13 capítulos de “La Tramuntana”. Dicho contrato fue adjudicado directamente y sin ningún procedimiento abierto a la concurrencia competitiva, ni tampoco procedimiento negociado sin publicidad, requisitos que marca la ley de contratos del Sector Público.

En la querella se sostiene que la firma «no contaba con solvencia técnica ni económica suficiente para ejecutar el contrato» y que desde À Punt no se preocuparon en comprobar este requisito legal. El contrato millonario fue adjudicado en el año 2017 y esa empresa en el ejercicio anterior tan sólo había tenido un volumen de negocio de 4.500 euros. Además, se indica que À Punt anticipó el pago de casi medio millón de euros «por unos trabajos no realizados en el momento del pago, ya que no consta la recepción de los mismos».

En el auto, el titular del juzgado explica que admite la querella «pudiendo ser los hechos denunciados constitutivos de delito de prevaricación» y da un plazo de 15 días al ente autonómico para remitir los expedientes de varios contratos.

Además del contrato de fecha 28 de junio de 2017 con la empresa Mediterráneo Media Enterteinment para la producción de la serie «La Tramuntana», el juzgado requiere los expedientes de los contratos menores suscritos en 2017 y 2018 con Míriam Civera Jorge, Celia Civera Ballester, Elena Vilanova Pérez, Esperanza Camps Barber, Anna Peña Aspo, Rosa Biot Roig, Carlos Campayo Crespo, Francesc Piera Sirera, César Martí Fernández (director de contenidos y programación), José Manuel García Duarte (director de explotación e ingeniería) y Remei Blasco (directora de informativos).

Otra reclamación judicial contra la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación y la Sociedad Anónima de medios de Comunicación de la Comunitat Valenciana es la relativa a la contratación de César Martí (director de contenidos y programación), José Manuel García Duarte (director de explotación e ingeniería) y Remei Blasco (directora de informativos).

La querella fue presentada por el Partido Popular a partir de documentación del Consejo Rector y del informe de fiscalización de la Sindicatura de Comptes, que ya detectó algunas irregularidades en la contratación.

Por otro lado, Ciudadanos ha pedido la “dimisión inmediata” de la directora general de À Punt.

Empar Marco y Enrique Soriano están citados a declarar y dar explicaciones el próximo 20 de junio a partir de las 10.00 de la mañana.