• La empresa sueca contesta con humor a la imitación de Balenciaga de su conocida bolsa azul
  • La de Ikea cuesta 0,50 céntimos, de la Balenciaga 1.695 euros

La famosa firma de moda Balenciaga montó hace unos días un verdadero escándalo con el lanzamiento de una bolsa azul creada por el diseñador georgiano Demma Gvasalia, que se parecía enormemente a la conocida en todo el mundo como la bolsa FRAKTA de Ikea. Lo que más sorpresa causó es que el precio de la bolsa de Balenciaga era de 1.695 euros mientras que la bolsa de la tienda sueca cuesta cincuenta céntimos de euro.

El asunto tuvo una gran repercusión en las redes sociales, mientras Ikea guardaba un prudente silencio. Hasta que hace unas horas la agencia de publicidad sueca ACNE ha lanzado una campaña, llena de humor e ironía, en la que presenta una lista de seis puntos para que la gente reconozca perfectamente la famosa bolsa FRAKTA y no se lleve a engaños. La lista es la siguiente:

  1. Sacúdela: Si cruje, es la verdadera.
  2. Multifuncional: Puede cargar un equipamiento de hockey, ladrillo y hasta agua.
  3. Ensúciala: Una FRAKTA verdadera se puede limpiar con una manguera de jardín cuando se ensucia.
  4. Dóblala: ¿Puede plegarse hasta que entre en un bolsillo? Si la respuesta es sí, enhorabuena.
  5. Mira dentro: La auténtica tiene una etiqueta de Ikea.
  6. El precio: Solo 0,50 € en España.

Humor sueco de primera categoría, que rápidamente se ha hecho viral en las redes sociales.

ikea_balenciaga_response