• La campaña de la chocolatera contra el aceite de palma se ha convertido en una de las favoritas de los principales festivales de publicidad.
  • El certamen reconoce con un León de bronce la acción de la palentina, que se llevó seis soles y un Gran Premio en El Sol.

A estas alturas es difícil que alguien no conozca la campaña ¿Una fotografía irrepetible? de Trapa. Hace unos meses la chocolatera daba un gran salto a la publicidad con una acción impactante y potente que ponía en entredicho las formas en las que se extrae el aceite de palma, tan presente en la alimentación diaria, y sus consecuencias para el planeta.

Publicidad nada convencional que ha llevado a la empresa palentina a situarse, en pocos meses, en el foco de aquellos que admiran, valoran y premian las mejores acciones creativas. Es el caso del Cannes Lions 2019, que ha reconocido el trabajo de la agencia FCB&FiRe con un León de Bronce. Asimismo, hace tan sólo unos días, el Festival el Sol otorgaba seis soles y un Gran Premio a la tan llamativa campaña.

En Extradigital hemos querido conocer un poco más sobre ella y la lucha contra el aceite de palma. Eso sí, ellos prefieren suavizar el término y hablar directamente sobre su postura respecto al aceite de palma. Un punto de vista que ha marcado, y mucho, su publicidad en los últimos meses.

Gerardo Fernández es Presidente y CEO de Trapa y dice que tantos reconocimientos con esta primera campaña de publicidad “nos ha producido una enorme satisfacción y nos indica que vamos por el camino correcto”. Un camino que el propio jurado del Festival El Sol ha destacado por ir más allá de la pura labor de la publicidad y llegar a conseguir algo como salvar un bosque. “Era el objetivo”, dice Fernández, “y un gran reto que no sabíamos si llegaríamos a conseguir. Trapa es una empresa familiar y nuestros recursos son los que son, por eso conseguir estos logros es todo un hito para nosotros y estamos muy contentos de que haya sido así”.

‘¿Una fotografía irrepetible?’ es, sin duda, una campaña que podría denominarse como más ’social’. Este rumbo viene marcado por el cambio de propietarios de la empresa en 2013 Trapa y el nuevo rumbo dirigido a nuevos valores; “uno de ellos la responsabilidad social y medioambiental”. “Esta campaña ha sido el resultado de una decisión empresarial en línea con estos nuevos valores”, asegura el Presidente.

La curiosidad nos llama y queremos saber si la campaña tendrá continuidad o si nos espera alguna sorpresa. De momento, parece que tendremos que esperar porque, “si te lo contara, ¡¡ya no sería sorpresa!!”, responde Gerardo.

Actualmente el compromiso de Trapa es eliminar el aceite de palma de todos los productos a lo largo de este 2019. “Un proceso en el que estamos invirtiendo muchos recursos y trabajando muy duro para culminarlo a finales de año” y que veremos si, en un futuro, vuelve a brillar con una nueva campaña publicitaria.