• Media Planning, Arena Media, Focus y Carat se desmarcan del contrato
  • La cuenta ascendía a 2,7 millones de euros

La Generalitat de Cataluña se ha quedado sin agencias dispuestas a gestionar y planificar en medios la campaña institucional del 1-O. Havas Media Group (antes Media Planning), Arena Media, Focus Media y Carat se han desmarcado del contrato, abierto a concurso durante los primeros días del pasado mes de julio.

De acuerdo con los detalles de la licitación, el gobierno catalán preveía arrancar la campaña la pasada semana y finalizarla el 30 de septiembre. Sin embargo, este objetivo se ha visto truncado después de la renuncia de todas las agencias que concurrieron al concurso.

Así pues, la Generalitat no ha tenido otra opción que declarar desierto el concurso. En el documento que acompaña a la resolución se explica que “Media Planning, una de las agencias propuestas en el primer momento, quedó descalificada durante el proceso por un defecto de forma en la presentación de su oferta”. Por su parte, Arena Medios, también integrada en el grupo Havas, presentó un escrito de renuncia al poco de tramitarse la licitación, con lo que no llegó a presentar una oferta en forma.

Carat, que en un principio resultó la compañía ganadora en vista de su propuesta más ventajosa, rechazó ofrecer el servicio, estimado en 2,7 millones de euros. La agencia comunicó por correo electrónico su decisión el mismo día del anuncio de la adjudicación, el 4 de septiembre, sin dar más explicaciones. Siguiendo el orden de ofertas presentadas, el paso atrás de Carat dejó a Focus Media como empresa licitadora. Un día después, el 5 de septiembre, la agencia siguió el ejemplo de sus competidoras y rechazó el contrato.