La ginebra alicantina Malabusca Gin es elegida por los mejores expertos del mundo

  • Ha conquistado al jurado del San Francisco World Spirits Competition, considerado el mundial de las bebidas alcohólicas por el nivel de los concurrentes y la repercusión planetaria
  • Creada por Óscar Ondoño, José Francisco Navarro, Santiago Hernández y César Ramírez, cuatro apasionados del mundo de la gastronomía y la coctelería residentes en Elche y Santa Pola

Malabusca Gin, una ginebra creada y destilada en la comarca alicantina del Baix Vinalopó, ha conquistado al jurado del San Francisco World Spirits Competition, considerado el mundial de las bebidas alcohólicas por el nivel de los concurrentes y la repercusión planetaria. En esta competición, Malabusca ha superado a la oferta disponible de países con larga tradición como Inglaterra, Francia o Estados Unidos.

Esta ginebra nació y se elabora en la provincia de Alicante de la mano de Óscar Ondoño, José Francisco Navarro, Santiago Hernández y César Ramírez, cuatro apasionados del mundo de la gastronomía y la coctelería residentes en Elche y Santa Pola.

Su aventura comenzó en 2015 cuando, en sus sucesivas reuniones, hablaban de que no terminaban de encontrar una bebida espirituosa que aglutinara y trasladara al vaso toda esa cultura gastronómica que por ejemplo si es capaz de hacer el vino.

Así que, combinándolo con sus respectivos trabajos, decidieron emprender aplicando sus conocimientos en distintas áreas y recurriendo a expertos botánicos de otras partes del mundo. Después de muchas pruebas y ensayos dieron con la que consideraban la fórmula ideal, que se ha ganado la consideración de los más afamados expertos y que se destila en Alcoi.

“Desde el principio queríamos hacer algo trascendental. Tenemos nuestros respectivos trabajos y teníamos claro que si emprendíamos era poniendo el máximo cuidado a la calidad del producto y los detalles, pero en ningún caso nos podíamos esperar una aceptación como esta”, ha explicado Ramírez, responsable de marketing.

Malabusca Gin está definida por la nota de cata como una London Dry Gin con “marcada personalidad balsámica y que esconde detrás matices cítricos que junto a especias, cortezas y raíces competen el conjunto”.

Es el resultado de dos años de pruebas artesanas, en las que prácticamente no ha existido el esfuerzo comercial. “Nuestras ventas hasta el momento eran muy pequeñas, pero maravillosamente raras”, ha seguido Ramírez. Por ejemplo, han recibido contactos de México o chefs localizados en Alemania, Portugal, Francia o Estados Unidos. Una demanda que esperan que se dispare a partir de la concesión de este premio.

Su sabor peculiar y calidad ha propiciado que El Corte Inglés la elija para situarla en los lineales del exclusivo y prestigioso Club del Gourmet, donde empezará a distribuirse en breve.

Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú