El “debate a cinco” en Antena 3 TV no se celebrará. La Junta Electoral Central ha admitido el recurso presentado por ERC, PDeCAT, PNV y Coalición Canaria donde denunciaban que la presencia de Vox, que no cuenta con representación parlamentaria, vulneraba sus derechos. Además, afea a la cadena televisiva que ni siquiera se haya puesto en contacto con estos grupos para la participación en el mismo.

El órgano Superior de la Administración electoral sostiene que “el debate a cinco propuesto por Atresmedia, resulta contrario al principio de proporcionalidad que debe ser respetado por las televisiones privadas durante los periodos electorales”. Por tanto, “ese debate no podrá celebrarse en los términos indicados sino que, sí así lo decide el medio, deberá modificarse para atender a las exigencias de dicho principio”.

Las reacciones no se han hecho esperar. Santiago Abascal lamenta que “algunos no saben qué hacer para excluir a Vox, o para incluir a sus socios separatistas y golpistas en el debate”. Esta era la manera en que retuiteaba con comentario el mensaje lanzado por Rosa Díez que se ha remontado a 2015 cuando “hubo debates con la inclusión de Cs y Podemos (qué eran extraparlamentarios) y se dejó fuera a UPYD”.

También han reaccionado, entre otros, Pablo Iglesias (Podemos) que considera que “vetar a candidatos en la privada es absurdo”, y Pablo Casado (PP) quien asegura que se ciñe a que “los españoles lo que merece es un cara a cara” y se pregunta de “qué tiene miedo Sánchez”.