• El programa de cocina de Aragón TV celebra este miércoles 3.000 recetas cocinadas a lo largo de sus ocho años de vida
  • El chef Daniel Yranzo ha contado con Javier Segarra, Pedro Oliva, Ángela del Río en la edición infantil y Aitana Muñoz como ayudantes en los fogones

La pera limonera ha cumplido 1.500 programas. El programa de cocina de Aragón TV llegaba a la pequeña pantalla en diciembre de 2010 con el objetivo de fomentar el consumo habitual de producto de la tierra, actualizando recetas tradicionales y adaptando la cocina a las más diversas elaboraciones internacionales.

Cuando el programa nació hace ocho años, los ceviches, el sushi y otras muchas preparaciones no eran tan habituales en las cartas de los restaurantes como lo son hoy en día. Durante estos 1.500 programas, estas recetas han compartido protagonismo con los escabeches, los potajes, las migas y todos los tesoros del recetario tradicional aragonés.

Durante este tiempo, el chef Daniel Yranzo ha contado con diferentes ayudantes frente a los fogones. Javier Segarra, Pedro Oliva, Ángela del Río en la edición infantil y, en la actualidad Aitana Muñoz, han acompañado al cocinero. En este sentido, Yranzo ha expresado “el orgullo de todo el equipo” por tener la oportunidad de “entrar en los hogares de los aragoneses y enseñarles a cocinar unas recetas que esperamos os hayan hecho más sencillo y más placentero uno de los momentos más felices del día: él de alimentarnos”.

Las jornadas de grabación de este programa, que se emite de lunes a viernes a las 13:20 horas, están “llenas de amor por el trabajo bien hecho —ha señalado Yranzo— y también risas, muchas risas. Porque creemos a pies juntillas que los platos salen mucho más ricos cuando se cocinan de buen humor”.

La pera limonera se ha consolidado como uno de los programas con mayor cuota de pantalla (un 13%) con una media de 27.000 espectadores cada día. El canal de La pera limonera en la web ‘A la carta’ es uno de los más visitados tanto para repasar las recetas que elaboran cada día como para descargar las fichas que acompañan a cada plato.