• El comité de empresa de la productora aragonesa ha convocado varias concentraciones para demandar mejoras laborales y salariales después de 10 años de temporalidad
  • Los trabajadores de la compañía que suministra contenidos informativos a Aragón TV critican que sus condiciones de trabajo son muy inferiores a las del personal de la CARTV

La plantilla de Chip Audiovisual ha comenzado la semana con movilizaciones. Los trabajadores de la productora aragonesa, encargada de suministrar contenidos informativos y deportivos a Aragón TV, han convocado una serie de concentraciones con las que, bajo el lema Por un empleo digno, por el reconocimiento a nuestro trabajo, exigen mejoras laborales y salariales, después de 10 años de temporalidad. La primera de las protestas ha tenido lugar este lunes frente a la sede de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (CARTV).

“La televisión autonómica acaba de cumplir diez años con los servicios informativos como buque insignia de la cadena, líderes de audiencia en el territorio aragonés”, han señalado desde el comité de empresa de la productora, al tiempo que han recordado que, durante todo este tiempo, los trabajadores que sacan adelante cada edición de los informativos son, en su mayoría, personal externo a la cadena, subcontratados por la empresa que ganó el último concurso (en este caso, Chip Audiovisual). “Trabajamos con un contrato temporal por obra y servicio y sufrimos el agravio comparativo de hacerlo en unas condiciones laborales y salariales muy por debajo del personal laboral de Aragón TV. ¿Somos acaso trabajadores de segunda?”, han denunciado.

Los representantes de los trabajadores demandan medidas concretas que mejoren las condiciones laborales y salariales de la plantilla y que equiparen su situación a la del personal de la cadena autonómica. Entre ellas figura una compensación económica por los fines de semana, la descongelación salarial (llevan cinco años con el sueldo congelado), subidas salariales para los trabajadores con las remuneraciones más bajas y el acceso a conciliación laboral, familiar y personal.

“Asimismo, exigimos a la empresa que se siente a negociar con el comité siempre que sea necesario. El diálogo con la dirección es, a menudo, complicado y ésta toma decisiones unilaterales”, han añadido desde el comité de empresa, que ha criticado que tengan que pedir la mediación de la Inspección de Trabajo para algo tan sencillo y legítimo como ser escuchados. “Tampoco somos conocedores de las cuentas económicas de la empresa, a pesar de que la ley lo reconoce. Sin esos datos, la negociación está en desigualdad de condiciones“, han criticado.

Los trabajadores de Chip Audiovisual repetirán sus protestas el miércoles 18 de mayo, en Paseo Independencia, 29, frente a la sede del Grupo Heraldo, al que pertenece la productora, y el 19 de mayo, frente a las Cortes de Aragón.