• La pieza principal de la acción digital, que firma Proximity, es un spot de 60 segundos que refleja una situación muy familiar cuando hay obras.
  • En el anuncio, que puede verse en Youtube y en redes sociales, la Navidad entra en juego para poner paz en la historia de dos vecinos unidos por una pared

Los ruidos provocados por las tareas de bricolaje en el hogar suelen ser el desencadenante de una complicada relación entre vecinos. A todos nos ha pasado. También nos ha pasado tener la sensación de que los ruidos de los demás molestan más que los nuestros. Como si el ruido fuera algo relativo. Con este punto de partida Leroy Merlin ha creado, junto a Proximity, la campaña navideña “La pared que compartimos”, una historia centrada en una de las situaciones más cotidianas entre vecinos: una mudanza y la puesta a punto de un hogar nuevo y unas obras en una casa.

“La pared que compartimos” cuenta la historia de dos nuevos vecinos, Julián y Clara, cuyos pisos están pared con pared. No se conocen pero, a través del bricolaje, entablan una complicada relación. Clara se acaba de mudar de casa con todas las maniobras que eso conlleva: taladrar la pared para colgar cuadros, mover muebles o colocar estanterías. Todo ello, sin ser muy consciente de las molestias que ocasiona a su vecino. Por su parte, Julián, su vecino escritor que necesita mucha concentración en su trabajo y que se ve alterada por esos ruidos, descubre que tiene el suelo mal. Y decide también cambiarlo a modo de DIY, produciendo también ruidos que molestan a su vecina en su momento de descanso. En definitiva, una situación de lo más cotidiana con la que cualquiera puede sentirse identificado.

Leroy Merlin reconoce en esta valiente campaña navideña que el bricolaje “molesta”. Y asume que es algo que, antes o después, se vive en todas las casas, donde siempre hay un momento de reforma. Y en esta ocasión, será la Navidad la encargada de calmar los ánimos a través del mágico momento de la decoración Navideña. Así lo resuelve el spot con el cierre “Lo que el bricolaje separó, que la Navidad lo una”.

El spot digital ha sido realizado por la productora Antiestático. Jordi Capdevila, nominado a los Goya por su corto de ficción Hawaii, dirigido y producido por él, se ha encargado de dirigirlo. La campaña tiene presencia en Youtube y en redes sociales.