• Jornada organizada por Valencia Plaza y el Club de Marketing del Mediterráno, en el Casino Cirsa Valencia
  • Fermax, Grupo Meydis, Pinturas Isaval, Zenith y Hup Hoteles son algunas de las empresas que han participado

El Casino Cirsa Valencia acogió la pasada semana un desayuno empresarial organizado por Valencia Plaza junto al Club de Marketing del Mediterráneo para abordar “la transformación digital como elemento estratégico”. Un encuentro en el que los participantes reflexionaron sobre los múltiples cambios que ha impulsado la digilitalización en las empresas -industriales y de servicios- tanto en busca de la oportunidad, como de satisfacer las demandas de la clientela.

En el encuentro participaron Agustín Beamud, gerente del Club de Marketing del Mediterráneo;  Javier Gutiérrez, director del Casino Cirsa Valencia; Jeremy Palacio, director general de Fermax; Fidel Mayor, director comercial de la Dirección de Negocio se Empresas de la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares de Bankia; Lorenzo Marqués, director de expansión de Dormitienda; Federico Maldonado, director general de Grupo Meydis; David Villafranca, director general de Pinturas Isaval; Fabian de Castro, business manager de Zenith; Zdenka Lara, CEO de Hup Hotels; Miguel Miró, gerente de Ediciones Plaza; y Javier Alfonso, director de Valencia Plaza.

Agustín Beamud, gerente del Club de Marketing Mediterráneo, fue el responsable de abrir el debate, que abordó los incalculables cambios con los que la digitalización ha transformado ya la práctica totalidad de los sectores productivos. Al respecto, el dirigente celebró la variedad de las empresas representadas en la cita, todas “con el denominador común de haber incorporado herramientas digitales para la mejora del rendimiento de sus negocios”.

Por su parte, Javier Gutiérrez, el director Casino Cirsa Valencia explicó las mejoras impulsadas por la digitalización en su negocio “a pesar de consistir en un servicio ‘in situ'”. “En nuestro caso la digitalización ha servido para la venta de una serie de productos de precompra y para espectáculos y eventos. Ha sido clave para nuestra diversificación y para disfrutar de una comercialización mucho más rápida”, dijo.

Lorenzo Marqués, director de Expansión de Dormitienda, se pronunció en el mismo sentido. “Es muy difícil vender un colchón por internet, y nosotros partíamos de aquella premisa, siendo conscientes de que se trata de un producto que la gente quiere tocar y probar. Prácticamente lanzamos la venta online tomándonoslo como que era algo que teníamos que hacer, pero hoy en día tiene un volumen nada desdeñable y es un apoyo muy rentable para el negocio”, explicó.

En la misma línea, David Villafranca, director general de Pinturas Isaval, relató que la digitalización también ha permitido importantes avances en un sector maduro como el de la pintura, cuyo producto se destina en su gran mayoría a los profesionales. Además de esta circunstancia, el negocio cuenta con el handicap de su elevado peso y escaso valor añadido para triunfar en la venta online, según agregó. “En nuestro caso el gran avance ha sido la tintometría industrial, con la que hemos reducido significativamente los stocks. La robotización nos permite crear contra pedido cualquier color ofreciendo una respuesta rápida sin la necesidad de contar con grandes almacenes. Servimos a partir de cuatro litros de pintura”, detalló.

El director general de Fermax, Jeremy Palacio, explicó que la digitalización está presente en las mayores innovaciones de su empresa de videoporteros. “Gracias a la red podemos abrirle la puerta de casa desde el trabajo al repartidor de Amazon”, citó a modo de ejemplo. El empresario diferenció entre el uso de las nuevas herramientas digitales por parte de las industrias tradicionales, que las utilizan para “acceder a la buena información y mejorar significativamente su actividad”; y el de las firmas nativas digitales, “que nacen con una ventaja brutal que les permite ser discruptivas, como ha sido el caso de Logitravel, Cabify o AirBnB”.

Zdenka Lara, CEO de HUP hotels, ofreció la versión sobre la digilitación de una firma de servicios con muchas más posibilidades de desarrollar su trabajo de forma online. “Nosotros vendemos creatividad. Creamos espacios en hoteles boutique, hoteles y oficinas. Para nosotros la digitalización no es una opción, es la opción. Lo que no está digitalizado no existe”, dijo, y puso como ejemplo que la firma ha llegado a desarrollar un proyecto para un hotel en Dakar “sin pisar Dakar”.

Fidel Mayor Salvi, director comercial de la Dirección de Negocio se Empresas de la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares de Bankia, subrayó que los cambios en las empresas a través de la digitalización, más allá de responder a la iniciativa empresarial para mejorar en sus procesos, productos o servicios, consiste también en adecuarlos a los cambios que experimentan los propios consumidores. “Respondemos a los cambios de nuestros clientes. Hay que atender de forma eficiente y con mucha calidad lo que quieren los clientes, a sus nuevas demandas”, destacó.

El business manager de la agencia Zenith, Fabian de Castro, se pronunció en la misma línea: “Nuestro cliente -el cliente de los clientes- se comporta ahora de una manera diferente. No es un cambio nuestro, es un cambio de quienes pretendemos alcanzar. A nosotros nos ha cambiado hasta la estructura de la compañía por la transformación digital de la sociedad”, dijo.

Federico Maldonado, director general Grupo Meydis, agregó por contra que no todo son ventajas con la irrupción de las herramientas digitales. “Todos los avances son innegables, pero a su vez generan fricciones como cuando, por ejemplo, uno choca con la defensa de lo tradicional y a uno le ponen problemas para algo tan simple como dejar de recibir correo postal”. Respecto al marketing online, el dirigente destacó que se trata de una herramienta “maravillosa” a la hora de fidelizar que, sin embargo, “se ha quemado a la hora de captar nuevos clientes”.