• El director de Innovación Digital de Vocento diserta sobre ‘Periodismo rentable en la era de las fake news y las plataformas de Silicon Valley’ en el Observatorio Proa
  • Borja Bergareche asegura que “una redacción es en sí misma un proceso de verificación con más de 150 años de historia”

“Hay que diferenciar entre fake news y desinformación”, ha advertido Borja Bergareche, director de Innovación Digital de Vocento, durante su intervención en el Observatorio Proa. Bergareche ha disertado sobre Periodismo rentable en la era de las fake news y las plataformas de Silicon Valley, esclareciendo a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de fake news, explicando cuáles son las nuevas líneas de ingresos de los medios de comunicación, y reivindicando el periodismo como industria, porque “tenemos que ser rentables día a día”.

En la era de las fake news, el valor de la información y de la credibilidad ha adquirido una nueva dimensión. En este sentido, Bergareche ha reconocido que “se ha orientado el debate, de forma interesada, hacia una puesta en duda del trabajo realizado en las redacciones”. Y ha reclamado varias aclaraciones al respecto. Por un lado, ha defendido que “no estamos ante un problema de calidad de la producción; las fake news son, sobre todo, un problema de distribución algorítmica acelerada e indiscriminada de la estupidez humana en plataformas como Facebook o Google”, ha dicho. “Se han confundido muchísimo los términos”. Por otro lado, ha reclamado proceder a una aclaración terminológica: “ante determinadas situaciones, debemos hablar de desinformación, por ejemplo, en el contexto de la elección de Donald Trump; fake news sería, siendo rigurosos, una noticia falsa difundida por un medio de comunicación, y es verdad que ciertos medios travestidos de periodismo lo hacen; en otro nivel estarían los bulos, que son las leyendas urbanas de toda la vida”. Frente a esta confusión de la opinión pública sobre los medios, Bergareche ha puesto en valor a las redacciones de los medios tradicionales, alegando que son “en sí mismas un proceso de verificación de la información con 150 años de historia”.

En relación a Vocento y a la situación del papel, ha reivindicado la importancia que aún tiene pese al auge del digital. “El print no ha muerto, supone dos tercios de nuestros ingresos. A partir de ahí, el reto que tenemos los medios es enorme, y se centra principalmente en optimizar el negocio tradicional y en la diversificación y generación de nuevos ingresos”.

Vías de ingresos

En esa línea, Bergareche ha querido destacar tres vías de ingresos principales que están adquiriendo protagonismo en los últimos años en los principales medios en general y, en Vocento en particular. Ha destacado el branded content en el ámbito publicitario, la apuesta por los modelos de pago, y la diversificación del negocio. Los contenidos promocionados están adquiriendo peso en los medios, y “se están haciendo cosas muy creativas que realmente aportan valor”. Por otro lado, ha reconocido los progresos de los grandes medios en cuando al modelo de suscripción digital de pago, un camino que Vocento está decidido a recorrer desde hace ya tiempo, según ha explicado, y una de las grandes tendencias de la industria a nivel global. “Hace ya tres años que tomamos la decisión estratégica de liderar el cambio cultural que supone el pago por contenidos digitales: la implementación es lenta y exige capacitarnos aún más en big data y en marketing de clientes, pero la apuesta es inequívoca, ahora debemos trabajar en justificarla ante nuestros lectores más leales”.

Respecto a esas nuevas vías de ingresos, ha destacado por último la diversificación empresarial y el desarrollo de nuevos negocios digitales. Así, ha explicado la apuesta de Vocento por nuevos ejes temáticos como el de la música o la gastronomía, como demuestra la compra de Madrid Fusion, y también por nuevos negocios digitales rentables, como son infoempleo y pisos.com en el ámbito de los clasificados, Oferplan en el e-commerce o Local Digital Kit en el de los servicios digitales.

Por último, desde su doble condición de docente y editor, Bergareche ha reivindicado la importancia del periodismo como industria frente al “exceso de fascinación” con los modelos de emprendimiento. “Cada uno debe saber el lugar que ocupa, nosotros somos una parte clave de un ecosistema empresarial, social y laboral, con más de 20 redacciones y una plantilla de más de 2.700 personas de los cuales casi 1.200 son periodistas, la misma cifra que tiene el New York Times, ha dicho. “El emprendimiento aporta innovación y dinamismo a ese ecosistema, y en España han surgido medios emprendedores muy interesantes, hay sitio para todos, pero necesitamos grupos grandes que aseguren la dimensión industrial”, ha defendido. “Además, nosotros tenemos la obligación de ser rentables cada día”, ha recordado. En este contexto, y en un país en el que existen docenas de facultades de periodismo, se ha mostrado optimista ante la pregunta de uno de los asistentes: “Los estudiantes de periodismo de hoy tienen la responsabilidad de aspirar a crear una parte del periodismo del mañana, y casi todo es posible, pero sabiendo que una parte importante de ese periodismo de mañana será el periodismo de toda la vida”.