Metidos de lleno en la temporada de festivales, la agencia creativa de marketing online Nasas ha aprovechado para echarle un ojo a Oh Holy Festivals, el primer observatorio de patrocinio de marcas en festivales llevado a cabo por Neolabels y Ticketea. La llegada de nuevas tecnologías y los nuevos hábitos de los consumidores hacen que la de los festivales de música sea una industria en plena transformación y auge, lo que supone para las marcas muchos desafíos, pero también muchas oportunidades.

De este informe han sacado muchas conclusiones que nos ayudan a conocer cómo perciben los asistentes la presencia de marcas en sus eventos musicales favoritos:

  • Las marcas patrocinadoras de festivales son, a ojos de los usuarios, modernas y jóvenes; pero también divertidas, amigables y reconocidas. De hecho, el 85,7% de los valores asociados a estas marcas son positivos.

 

  • Casi la totalidad de los encuestados (96,2%) ve con buenos ojos su presencia en festivales. La mayoría (76,5%) piensa que les beneficia, ya sea por que propician que haya más y mejores servicios en el recinto como por el mayor número de actividades en las que puede participar o la reducción del precio de las entradas.

 

  • Los festivaleros cada vez demandan acciones más atrevidas, en lugares inusuales y que vayan más allá de la música y del propio evento. Se premia la diversión frente a la utilidad y se valora mucho más el hecho de participar en una experiencia de marca personalizable y única frente a otras más masivas.

 

  • A la hora de trasladar estas acciones de marca a las redes sociales nos encontramos con que la gente (más del 80%) está motivada a compartir propuestas de marca singulares, rompedoras y atractivas. De hecho, son las RRSS, junto con blogs y prensa digital, los medios más utilizados por los usuarios para informarse de sus contenidos favoritos. Internet es claramente el medio principal para el 83,5% de los encuestados y en particular las redes sociales, con un 41,7%.

 

Estamos en un contexto de grandes oportunidades y desafíos para las marcas. Es fundamental que las actividades de patrocinio aporten un valor añadido y que las marcas centren sus esfuerzos en conocer a su público objetivo y cómo funciona dentro del contexto de los festivales de música.

Además, dentro de la gran oferta de eventos – Son do Camiño, Resurrection Fest, Portamérica, Ortigueira, Sinsal, Atlantic Fest, Son Rías Baixas, Noroeste Estrella Galicia, Marisquiño, Festival de la Luz, y un largo etc… – es necesario que la marca elija uno que coincida con su imagen y personalidad. Y, por supuesto, se debe innovar y arriesgar con las propuestas, que estas se centren en fomentar una experiencia única para el usuario, interactiva y que promueva la fidelización.

Debemos pensar que llevar a cabo este tipo de acciones de marca puede tener enormes beneficios: se trata de un recordatorio constante de la marca, conecta con su target, demuestra su utilidad, capta y fideliza clientes… En definitiva, en Nasas tienen claro que las marcas han pasado de patrocinar un festival a formar parte de él.