Circus1Los Concursos publicitarios.

La relación con un cliente comienza con una visita, un conocimiento de su empresa o servicio, una puesta en común de su problemática y un presupuesto.

En otros casos, empresas e instituciones plantean concursos. Abiertos o por invitación.

Por regla general, no solo piden un presupuesto. Piden una creatividad realizada, unas aplicaciones, un desarrollo de marca, una planificación de medios, etc..

Todos estos trabajos, se desarrollan por un equipo y llevan un tiempo.

De poco sirve el historial de la compañía que participa en el concurso.

Me parece correcto, responder al cliente con un presupuesto y unas breves líneas de actuación.

Pero, y aquí mi pregunta:

Nos hacemos valorar en los concursos?

El tiempo dedicado a preparara, diseñar, pensar, hablar con otros proveedores , invertir en materiales, etc… no debería ser mínimamente recompensado ?

Esos clientes e instituciones que valoran el tiempo que dedicas a presentar un proyecto a un concurso, existen.

Doy fe de ello.

Cual es vuestra postura? Tendría que ser una practica generalizada?