• La zona de cata de vinos, denominada Silent Room, es el espacio más importante del evento
  • Photocalls con forma de botella de vino abstracta, emulando a una escultura, con los colores y las gráficas de la feria

Aprovechando las piezas modulares con las que hicieron el puesto de información de la World Bulk Wine Exhibition 2015 y cambiando la configuración de los elementos, CartonLab ha creado un nuevo punto de información y una zona de exposición para el World Bulk Wine Exhibition 2018.

Para esta ocasión, los profesionales de CartonLab han construido la zona de cata de vinos, denominada Silent Room, con las mismas piezas que en la edición anterior. Este espacio es el más importante del evento, ya que es donde los expertos se reúnen para probar los vinos y seleccionar los mejores.

Asimismo, han diseñado unos photocalls con forma de botella de vino abstracta, emulando a una escultura, con los colores y las gráficas de la feria.

Los diseños modulares ofrecen múltiples posibilidades de reutilización, creando diferentes configuraciones para adaptarse a las necesidades. Las opciones de construcción son infinitas: se pueden construir muros de gran tamaño en apenas unos minutos, separar ambientes e incluso pueden utilizarse como photocall.

El proyecto ha sido creado gracias a la diseñadora de interiores Rosa Godoy (+&Studio)  y a la ingeniera industrial/iluminación Cecilia Megia Godoy.

Las 450 piezas modulares que componen el proyecto, se encajan entre sí de forma rápida y sencilla y forman los muros, mostradores y el resto de elementos de mobiliario.