• Los votantes del PSOE declaran que la música del PP representa la corrupción, pero sus reacciones biométricas indican que les encanta
  • Los votantes de Ciudadanos declaran que la música del PP es casposa, pero sus reacciones biométricas indican que les gusta
  • A los votantes del PP les produce emociones positivas la música de Podemos
  • La música de VOX es la que más se recomienda a un amigo, pero cuando saben el partido político al que representa deja de ser así

¿Es mejor el himno que el partido político al que representa? ¿Nos gusta el himno del partido que detestamos a pesar de nuestra razón? ¿Qué sentimientos despierta cada uno en los oyentes? Flyabit, empresa líder en España en el sector de Audio Branding, y Adhara Research acaban de publicar el II Estudio de Audio Branding en España Himnotizados, un estudio que demuestra cómo influye la música en la imagen de los partidos políticos.

En un contexto donde los partidos políticos sufren una crisis de credibilidad en la sociedad, este estudio muestra que el himno es un elemento fundamental para conectar con sus votantes. La mayoría de los encuestados valoran mejor el himno que el partido al que representa ya que la música dispara la emoción y conecta de forma automática con el oyente. Si la elección de un partido político dependiera del sentimiento que produce su himno al escucharlo, la decisión del votante sería otra.

Según el estudio, los himnos PP y PSOE, son los más reconocidos por los oyentes lo que denota la importancia del recuerdo histórico. Pese a esto, VOX uno de los últimos partidos en entrar en la escena política de nuestro país, consigue un recuerdo espontáneo de su himno (51%) por delante de Ciudadanos y Podemos. Esto es debido a que el himno está dentro del estilo de BSO de películas épicas.

Con independencia de la intención de voto del oyente, el himno del PP es el que más emociones positivas despierta. Sin embargo, al tratarse del himno más reconocido por los españoles (68%) también es el que más emociones negativas provoca, ya que lo relacionan de manera directa con el partido y produce sentimientos negativos como el enfado.

Los himnos de los partidos situados en los extremos, Podemos y VOX, son los que menos emociones negativas producen y los que más se identifican con los valores de cada partido.

Los demás partidos políticos despiertan sentimientos que no están en sintonía con su propuesta de valor y, en algunos casos, puede ser contraproducente. En el caso del PP, la emoción que produce es diversión, el himno de Ciudadanos transmite tranquilidad y el PSOE, relajación.

Curiosamente, a los votantes del PSOE les encanta el himno del PP, y a los del PP les produce emociones positivas el himno de PODEMOS. Aunque, al desvelar el partido que representan, surgen sentimientos como el miedo y el rechazo.

Juan Corrales, CEO de Flyabit comenta: “La música es una potente herramienta para construir una marca y, en nuestro país, en términos generales, se trabaja con poca o ninguna visión estratégica. Como se muestra en el estudio, hay casos en el que el himno político transmite valores totalmente opuestos a los que el partido en cuestión representa.” Y añade: “En el momento actual de disrupción del Audio First, una buena estrategia de audiobranding  es fundamental para que una marca pueda liderar con su voz el mercado.”