• El 28% de las personas de entre 18 y 24 años recurre a plataformas como Facebook o Youtube como fuente de noticias frente al 24% que sigue fiel a la televisión
  • El 60% de los menores de 35 años españoles tiene a la red de Mark Zuckerberg como referente de informaciones y es la más utilizada

Redes sociales como Facebook y YouTube han superado a la televisión como fuente de acceso primario de información entre la población joven, según una investigación de The Reuters Institute for the Study of Journalism. El estudio, basado en una encuesta de YouGov realizada a 50.000 ciudadanos de 26 países como Reino Unido, España y Estados Unidos, muestra que estas nuevas herramientas se han consolidado como espacios donde los usuarios consumen noticias.

En concreto, el 28% de los participantes de entre 18 y 24 años señaló que se valía de las redes sociales como su principal fuente de noticias, en detrimento del 24% que sigue fiel a la televisión. Además, las redes sociales son significativamente más importantes para los jóvenes y también para las mujeres, que es menos probable que vayan directamente a las páginas de los medios informativos.

El informe pone de manifiesto que Facebook es la plataforma que más usan los jóvenes para acceder a la información (44%), seguida de YouTube (19%), Twitter (10%) y WhatsApp (8%). No obstante, en España, estas cifras se disparan: los menores de 35 años utilizan la red social de Mark Zuckerberg como referente de noticias (59%), seguida de WhatApp (28%), YouTube (27%) y Twitter (19%). En cuanto a hábitos de consumo, el 51 % del total de la muestra utilizaba las redes sociales para acceder a noticias cada semana (dato que en España se incrementa hasta el 60%).

Rory Cellan-Jones, analista de la BBC -cadena pública que participa en el estudio-, ha destacado que “Facebook es la fuerza más poderosa en cuanto a noticias a nivel global y la que permite un acceso a una mayor audiencia”. Por su parte, el autor del análisis, Nic Newman, ha aclarado que esta tendencia provoca que los usuarios no se den cuenta de qué publicación está detrás del contenido que consumen en las redes, algo que causa preocupación entre los mercados tradicionales.