• La capital aragonesa recibe una de las 500 botellas que forman parte de la iniciativa de Naciones Unidas #SOS4Gaza
  • Cada recipiente recoge los sueños y deseos de medio millar de escolares palestinos de primaria de esa zona de Oriente Próximo

Medio millar de botellas producidas en una fábrica en Hebrón, cada una con un mensaje de un niño de una escuela de la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), han salido desde Gaza camino de diferentes lugares. Y una de estas botellas que forma parte de la campaña #sos4Gaza, de ayuda a los refugiados palestinos, ha llegado a Zaragoza.

En cada botella hay un mensaje distinto, en el que se recoge un deseo de cada uno de los 500 escolares palestinos participantes y que se distribuyen a los donantes y “los políticos para concienciarles sobre su situación”, ha explicado la directora técnica de la UNRWA en España, Raquel Martí, durante su encuentro con la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto.

#SOS4Gaza: Mensaje en una botella cuenta la historia de niños como Bayan, Mahmoud, Hala, Nidal, Bashar, Mina o Shahd, un grupo refugiados de Palestina que viven en el campamento de Beach Camp, en Gaza. Frustrados por las condiciones sombrías en las que viven, los niños deciden lanzar mensajes que expresan sus esperanzas y sueños en botellas al mar, con la esperanza de que la ayuda llegará.