• La plantilla de Telefónica Servicios Audiovisuales en Aragón TV y Aragón Radio realizará paros parciales el 13 y 14 de abril, que afectarán a los informativos autonómicos y a la retransmisión de varias procesiones
  • Los profesionales de la empresa encargada del mantenimiento y operación de equipos en la radio y televisión autonómicas reclaman un salario digno y acabar con la precariedad laboral

La plantilla de Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA) en Aragón, encargada del mantenimiento y operación de equipos en la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (CARTV), se movilizará esta Semana Santa con el objetivo de demandar un “salario digno y justo” y “terminar con la precariedad laboral”. En concreto, los días 13 y 14 de abril llevarán a cabo paros parciales, que afectarán a los informativos autonómicos, a la retransmisión de varias procesiones y a distintos programas de Aragón TV y Aragón Radio.

“Nos vemos abocados a esta situación de conflictividad laboral, tanto por nuestra empresa, TSA, con su bloqueo de la negociación del convenio colectivo y la continua vulneración de la legislación laboral, como por CARTV, con la imposición de cada vez menores duraciones en sus contrataciones y la falta de control en las cantidades de las contratas , provocando por ejemplo, que los aumentos del IPC aplicados a la empresa no hayan sido repercutidos en los salarios de los trabadores durante estos años”, señalan los representantes de los trabajadores de TSA en un comunicado.

El comité de empresa insiste en los puntos que la plantilla considera fundamentales en este momento y que son el desbloqueo de la negociación y la mejora del convenio colectivo, el reconocimiento de la antigüedad en la empresa, la compensación de fines de semana y festivos, la mejora de la coordinación en materia de prevención de riesgos laborales, y la implantación de medidas de apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar.

Asimismo, los representantes de los trabajadores de Telefónica Servicios Audiovisuales en Aragón manifiestan su esperanza de que el Gobierno de Aragón no desvirtúe sus paros con unos servicios mínimos abusivos. “Confiamos en que estos servicios mínimos no vulneren el derecho a huelga de los trabajadores”, apuntan, al tiempo que recuerdan que, en anteriores ocasiones, “los servicios mínimos han vulnerado el derecho a la huelga, siendo recurridos y ganados ante los tribunales, aunque más de un año después, con lo que la huelga fue desvirtuada”. Además, reclaman que “cesen” tanto “los intentos de sustituir trabajadores en huelga por trabajadores ajenos a TSA”, como las “presiones a los trabajadores que hemos sufrido estos días”.