• La marca de helados regresa con el buen tiempo y una original campaña de Exterior en la que colabora con el reconocido artista Brendan Monroe
  • El mural que es la obra central de la acción –que firma LOLA MullenLowe- se encuentra en una pared gigante de Shoreditch en Londres

El placer y las bellas artes están en el corazón de Magnum. Este año, la marca ha continuado con su costumbre de colaborar con artistas ejemplares para crear una serie de obras de arte hechas a mano. Esta vez por Brendan Monroe. Las ilustraciones –que forman parte de una campaña que firma LOLA MullenLowe– inspiran momentos de placer, donde la forma icónica del helado se combina perfectamente con las atractivas imágenes en blanco y negro.

Brendan Monroe es un artista estadounidense que vive en Santa Bárbara, California. Su trabajo se caracteriza por crear una tensión entre la realidad y el surrealismo, que se traduce en imágenes de un mundo familiar, pero invisible. Su trabajo se ha exhibido en todo el mundo y se ha presentado en The New York Times, The New Yorker y New American Paintings.

“La oportunidad de construir un icono del placer como Magnum a través del arte es una forma inmensa de elevar la marca. Rompe los códigos de categoría y coloca a la marca en un lugar envidiable donde el arte, la cultura y el placer se encuentran”, Tomás Ostiglia, director Creativo Ejecutivo de LOLA MullenLowe Madrid.

El mural de la obra está pintado en una pared gigante en Shoreditch, en Londres, desde junio. Es la primera de una serie de obras de arte del artista que se presentarán en diferentes mercados de todo el mundo durante todo el verano. LOLA MullenLowe es la agencia creativa líder mundial para Magnum.