Rafa amplía su leyenda. Hace tiempo que agotó todos los calificativos. Los valores que sustenta han hecho de él que sea el español más admirado dentro y fuera de nuestras fronteras.

Humildad, educación, trabajo, disciplina o respeto son algunos de los valores grabados a fuego en el mallorquín más célebre.

Sigamos admirándole. La última victoria se la ha dedicado a todo el público. Dentro de toda esa gente están los que le dan por acabado un par de veces al año o aquellos que le llaman tan gratuitamente ‘pasa bolas’.

Qué lástima todos aquellos que juzgan y no han empatado nunca con nadie.