Lo han vuelto a hacer. El desprecio a la profesión y a la formación en comunicación no deja de sorprender.

Levantaron muchas ampollas las plazas convocadas por la Universidad de Zaragoza para su Gabinete de Prensa. Eran puestos para desarrollar responsabilidades y tareas de comunicación. Y, sin embargo, no se pedía la titulación correspondiente, estudios que, además, imparte la propia Universidad. Lamentable y vergonzoso.

Si las instituciones dieran ejemplo, todas, a lo mejor no nos encontraríamos con sorpresas como la oferta que publicaba el INAEM el pasado 10 de mayo, para Huesca. Se pedía un redactor de prensa, radio y televisión con experiencia para realizar tareas de un director de Comunicación. Lo sorprendente son los requisitos: experiencia de cinco años, nivel medio de inglés, conocimientos tecnológicos y… estudios mínimos de Bachiller.

El Zorro confía en que se trate de un error del INAEM. Y, desde luego, espera que cuente con técnicos que sepan asesorar a las empresas que confían en sus denostados servicios de búsqueda de empleo cualificado para establecer los criterios de búsqueda de sus recursos humanos.

Corran ustedes a enviar sus currículums con cuatro idiomas, cinco másteres, doble licenciatura, experiencias en el extranjero… Pero corran, corran… Porque, para más inri, la oferta se publicó el 10 de mayo y finaliza el día 13. El olfato de El Zorro dice que esto huele mal.

empleo