• Está situada a 200 metros de la Puerta del Sol y el lado de El Corte Inglés, Apple y Fnac
  • Cuenta con 3.700 metros cuadrados y da trabajo a 115 personas

El gigante alemán de la electrónica de consumo Media Markt continúa su apuesta por las tiendas urbanas. Y la mayor, la acaba de abrir una a 200 metros de la madrileña Puerta del Sol. Con una superficie total de 3.700 metros cuadrados, su ubicación en esta zona ayuda a convertir el triángulo Sol-Callao-Plaza del Carmen en la milla de oro de la electrónica de consumo en España. A escasos metros de la nueva tienda MediaMarkt se sitúan El Corte Inglés, Fnac, Apple y Game (una de las cadenas más importantes del sector del videojuego).

Según José Enrique Alvar, gerente de esta nueva tienda, un estudio que maneja su compañía estima que el potencial de clientes que pueden alcanzar es de 500.000 personas, de las cuáles entre el 15 y el 20% pueden ser extranjeros, dado que es una zona muy turística.

La tienda de MediaMarkt está ubicada en un edificio singular que en los años noventa ocuparon los cines Carmen (antes fue un convento). En el establecimiento, donde se ha mantenido la forma del atrio y de los arcos con ladrillos envejecidos, van a trabajar 115 personas. Según Alvar se espera tener una afluencia de entre 15.000 y 16.00 personas en la apertura, cifra que se rebajará a 2.000-2.500 diarios en un día normal.

La firma ha implantado en esta tienda el servicio de entrega en bicicleta eléctrica para lograr una movilidad urbana más sostenible. Este servicio, que permite recibir en dos horas el producto comprado, cubre un radio de cinco kilómetros.

La tienda cuenta con zona para probar productos como el espacio de realidad virtual y la zona dedicada al gaming. “Hemos pasado de un modelo más transaccional a otro más relacional con los clientes”, comenta Alvar. Además, habrá talleres, cursos y puntos de servicio para que los clientes personalicen sus compras. “El cliente antes venía a comprar y ahora viene a la tienda a disfrutar”, indica.

El directivo dice que no teme a la competencia, pese a que algunos lleven en la zona muchísimos años (como El Corte Inglés). Y añade. “creo que hay sitio para todos. Nosotros venimos a satisfacer la demanda de los clientes y hemos visto que en esta zona hay mucho potencial para crecer”.