• La etiqueta del vino más joven y fresco de Bodegas Care es obra de la diseñadora e ilustradora Guiomar Troncho
  • La identidad gráfica del Care Nouveau ha sido la ganadora del concurso ‘Ponle cara a la fiesta del vino’, convocado por la firma de Cariñena para apoyar el talento de los jóvenes diseñadores aragoneses

Care sigue apostando por la juventud. Y así lo refleja, un año más, en una nueva edición del Care Nouveau, un vino fresco y fragante, perfecto para llegar a los paladares más jóvenes, no solo por sus características, también por su diseño. Y es que, como en anteriores ocasiones, la bodega de Cariñena ha querido renovar la identidad gráfica de este vino, con el objetivo de mostrar el talento de los jóvenes diseñadores aragoneses. ‘Mitades que encajan’ pone imagen al Care Nouveau 2017.

La etiqueta –que refleja un rostro realizado con un único trazo, pero que, al mismo tiempo, son como dos caras enfrentadas- es obra de la diseñadora e ilustradora Guiomar Troncho. Su diseño fue el ganador del concurso de creatividad Ponle cara a la fiesta del vino, que convocó la bodega aragonesa para buscar una nueva identidad gráfica entre los jóvenes diseñadores aragoneses. El segundo y tercer premio han recaído en los trabajos de Fabiola Correas y María Zabay, respectivamente.

Y es que para Care (que toma su nombre de la etimología que utilizaron los romanos para referirse a Cariñena), el juego de las caras es clave en cada uno de sus vinos, como elemento fundamental de su marca. De hecho, orientada desde la tradición a un nuevo consumidor, la imagen de la marca viene determinada por el juego con la palabra cara, que refleja una cara moderna de la D.O. Cariñena (la más antigua y tradicional de Aragón), con obras originales del artista Enrique Torrijos. Una imagen artística sincretista de inspiración primitiva y un término, Care, que, universalmente puede identificarse como cuidado (su significado en inglés), se fusionan en unos vinos singulares e innovadores.