Estoy leyendo a Gregorio Luri (Mejor Educados, el arte de educar con sentido común) y encuentro esta perla que redactó una madre anónima y que circula por la red:

movil
1. El teléfono es mío. Yo lo he comprado y lo he pagado. Te lo estoy prestando. ¿Verdad que soy estupenda?
2. Siempre sabré la contraseña.
3. No ignores nunca una llamada si en la pantalla dice “Mama” o “Papá”.
4. Me entregarás el móvil a las 19’30 h. todos los días de colegio y a las 21 horas los fines de semana.
5. No puedes llevar el teléfono a la escuela.
6. *Cuando estés haciendo los deberes, tu móvil debe estar no sólo en silencio, sino apagado.
7. *Cuando nos sentamos juntos en la mesa han de estar apagados todos los móviles.
8. No lo uses para engañar a nadie.
9. No digas nada, ni por mensaje, ni por correo electrónico, ni en una conversación, que no dirías en voz alta con tu madre delante.
10. Nada de pornografía.
11. Siléncialo en un restaurante, en el cine, o mientras estés hablando con otra persona.
12. No envíes fotos de tus partes íntimas. Es peligroso y podría arruinar tu vida.
* El seis y el siete son añadidos del propio Luri que yo suscribo.
Impagable.