• La marca comercial de Telefónica estrena una “M” más cercana sencilla y digital, sin volúmenes ni degradados, reflejo de su nueva visión de compañía
  • Con la nueva imagen, que arranca esta semana en España y llegará a América Latina en 2017, la compañía quiere entrar en la dimensión de las marcas globales e icónicas

En línea con su ambiciosa campaña institucional Galaxia, lanzada hace dos semanas, Telefónica ha elegido la campaña publicitaria de Navidad para poner de largo la nueva identidad de marca de Movistar, una “M” sencilla, joven y moderna pensada para simbolizar los nuevos retos de negocio y posicionamiento de la compañía.

Esta nueva identidad de marca continúa la estrategia comenzada hace justo un año, con la presentación del nuevo plan de compañía, Elige Todo. Después, la campaña Galaxia ha sido el vehículo para mostrar a todos los públicos de Telefónica esta única visión de compañía: clientes, instituciones, medios de comunicación y los propios empleados del grupo en todo el mundo.

Ahora, la marca comercial de Telefónica para España y América Latina (excepto Brasil) se moderniza también y estrena identidad, tras una evolución necesaria de la antigua “M”. Una evolución pensada para este nuevo ecosistema: simple, flexible, coherente y con emoción.

La nueva “M” tiene dos colores reconocibles y vinculados a la marca, el azul y el verde, y se simplifica eliminando volúmenes y degradados. Es una marca más viva y más apropiada para los nuevos entornos digitales. Movistar quiere entrar con ella en una nueva dimensión: la de las marcas globales e icónicas.

La nueva identidad comienza a implantarse esta semana en España, y después llegará a Colombia, Argentina y Centroamérica, y alcanzará el resto de países donde Movistar es la enseña comercial en el primer trimestre de 2017. Será un cambio progresivo que comenzará en canales digitales y comunicación publicitaria.