• La empresa de logística de “última milla” potenciará su actividad en México
  • La compañía se reorganizará siendo Antonio Valenzuela, Director de Operaciones, el nuevo CEO de Mox en España y Gregorio López, el CEO Internacional

La starup de origen andaluz MOX afianzará su expansión en el mercado internacional con la apertura de nuevos mercados en Italia y el refuerzo de su presencia en México. Esta empresa logística de “Instant Delivery” (entrega inmediata) es un referente nacional en la entrega de última milla, es decir, el último tramo desde la plataforma logística de la localidad más cercana de entrega a tu domicilio. Tiene como clientes a El Corte Inglés, Wetaca, Seur o Úber.

En España, la compañía ya se encuentra en más de 43 ciudades obteniendo una facturación de 2,5 millones de euros en el pasado ejercicio y experimentando un considerable aumento de plantilla hasta llegar a los 1.096 repartidores actuales. Esta expansión internacional lleva de la mano una reorganización en la estructura de la dirección de la empresa. Antonio Valenzuela, actual director de operaciones, pasará a hacerse cargo de la filial española y será el CEO de Mox España.

Valenzuela es un perfecto conocedor de Mox ya que está ligado a la empresa desde sus orígenes. Comenzó como repartidor junto a Gregorio López en Granada, siendo el biker más productivo de la compañía. Posteriormente, pasó a ocupar el puesto de city manager (gestor de ciudad), luego a gestionar el tráfico y, finalmente, las operaciones de la compañía a nivel nacional.

El propio Valenzuela asegura que “el crecimiento viene de la mano de la confianza que los clientes han dado a la compañía”. “Somos capaces de absorber este crecimiento al ritmo de una multiplicación de facturación de más de 10 veces mensual dando una calidad de servicio al cliente de primera. En Enero vamos a facturar casi el millón de euros, poco menos que la mitad de lo facturado en 2018”, explica el nuevo CEO de Mox España.

En cuanto a objetivos económicos, para este 2019 las previsiones de Mox pasan por quintuplicar la facturación del pasado año, rondando los 15 millones de euros.

Antonio Valenzuela Sánchez, explica las previsiones para el presente ejercicio: “Nuestro objetivo en 2019 es consolidar el crecimiento en España, afianzando los clientes actuales y diversificando nuestras líneas de negocio fuera del food delivery”.

Prueba de este asentamiento es la ronda de inversión en la que se encuentra inmersa esta startup, prácticamente completada al 100%, con la que se pretende conseguir 2.000.000 de euros para poder continuar con su crecimiento.

Por su parte, Gregorio López, fundador y hasta ahora CEO, pasará a ser el Consejero Delegado del grupo y CEO de Mox, la compañía matriz de la que dependerán cada una de las filiales que se abrirán por cada país en el que la compañía empiece a operar.

Uno de los nuevos retos de Mox es la inclusión de la tecnología blockchain con el fin de que los repartidores puedan liquidarse la nómina cada día después de trabajar ya que los smarts contracts (contratos inteligentes) permiten saber el importe generado por el propio repartidor en tiempo real.