Esta semana hemos asistido a la despedida de María José Claramunt, a la que llamaban ‘La jefa’ de la selección española, o lo que es lo mismo, la jefa del vestuario.

Su despido ha causado un gran revuelo y, aunque no es periodista, sirve de excusa a este Cronista para dar a un repaso a algunas de las mujeres que están a pie de banda, en la zona mixta, en cualquier palco de nuestros estadios de fútbol, en las salas de prensa, en una redacción o en cualquier estudio de radio o televisión.

No entraré en si el fútbol es machista o en su nivel como informadoras. Tan solo sirva esta crónica como reconocimiento a todas a ellas.

Comenzó Mari Carmen Izquierdo en los 70 abriendo brecha en este mundo complicado y monopolizado por el hombre. Continuaron el camino Olga Viza y Maria Escario y años después nos hemos habituado a los comentarios y reflexiones de muchas de ellas en cualquier programa de radio o televisión.

Aquí van algunos nombres que recuerda este cronista: Susana Guasch, Eva Turégano,  Silvia Barba, Sara Carbonero, Cristina Gallo, Lourdes García Campos, Mari Carmen Izquierdo, Melissa Jiménez, Olga Jiménez, Paloma del Río, Sandra Sabatés, Laura Simón, Raquel González, Marta Solano, Begoña Fleitas, Ana Cobos, Gemma Santos, Irene Junquera, María Martínez, Kay Murray, Verónica Sanz,  Xantal Llavina, Jessica Figueroa, Fé López, Marina Palmero o Lola Hernández.

Me dejaré muchas pero son las que recuerdo y las más conocidas. No dudes en escribirme e incorporaré aquella periodista que me indiques. No me dejo a Paloma Antoranz (Jefe de prensa de la selección) con un alto grado de incompetencia y que tendrá su propia crónica en este editorial.

La naturalidad, conocimientos y confianza de todas ellas permitirán ir ganando el terreno que se merecen. Y me atrevo a decir, con toda tranquilidad, que en muchos casos su nivel de periodismo futbolístico no solo es excelente o está a la altura del masculino sino que está por muy por encima de algunos periodistas reconocidos.