• Ha sido creado por Meritxell Vañó, una joven estudiante valenciana de 24 años
  • Su objetivo es utilizar los ingresos procedentes de la web para financiar asociaciones españolas y dar el poder a los internautas

Meritxell Vañó, una joven estudiante valenciana de 24 años, ha lanzado el primer motor de búsqueda solidario en España. Su objetivo es utilizar los ingresos procedentes de la web para financiar asociaciones españolas y dar el poder a los internautas

Reinventar la web y hacerla más solidaria son las premisas de esta estudiante que cree firmemente en valores como la solidaridad, la defensa del medioambiente y de los derechos humanos.

Fue durante un máster en la Universidad Sorbona de París donde Meritxell escuchó hablar sobre el modelo de navegación responsable “Lilo” y sin dudarlo, decidió contactar con Clément Le Bras y Marc Haussaire y les propuso desarrollarlo en España.

Se utiliza como otros motores de búsqueda ya que con él se pueden realizar búsquedas cotidianas. La diferencia está en que, con cada búsqueda en Lilo, el internauta gana una gota de agua simbólica. Después, el internauta puede donar sus gotas de agua a los proyectos que elija, clasificados en cuatro categorías: medioambiente, social, salud y educación. Lilo transforma a continuación esas gotas de agua en dinero para donar a los proyectos.
El internauta tiene la posibilidad de conocer, para cada proyecto, el número de donantes, el número de gotas recolectadas, así como la suma total recolectada hasta la fecha.

A principios de 2017, Meritxell lanzó una prueba piloto y contactó con las primeras asociaciones españolas. Actualmente, espera acoger a muchos nuevos proyectos impulsados por la sociedad civil española y hacer crecer un afán tan simple como ambicioso: “colocar al ser humano en el corazón de internet”.

En Francia, este modelo ya ha permitido recolectar más de 420 000€ y financiar unos cincuenta proyectos. Otros proyectos análogos afloran actualmente por Europa, gracias a la iniciativa de talentos locales como Meritxell.