• Una identidad corporativa sencilla, que motiva a la imaginación y a la creatividad de manera original y diferenciadora
  • Frescura, calma y creatividad, atributos que conectan directamente con su personalidad

La consultora Bang! Branding ha presentado su nuevo proyecto: Nice to eat. En concreto, un proyecto de evolución de marca global como nuevo reflejo de su posicionamiento de marketplace de productos saludables.

Según cuentan los profesionales murcianos en sus redes sociales, el proyecto requería de una perspectiva estratégica y creativa, con una potente visión digital que activara la marca. Su propuesta ha consistido en posicionar la marca en el territorio de la alimentación saludable desde un enfoque honesto y sincero.

El logotipo está creado bajo el concepto de comunidad, ese espacio virtual que aglutina contenido, por ello al naming le rodean formas rectas a modo de conectores. Estas formas sugieren fluidez al tiempo que delimitan el logotipo.

El juego visual se acentúa en el quiebre que termina de conectar NICE con EAT mediante el TO. Tipográficamente las mayúsculas transmiten pureza y sinceridad, sin florituras ni detalles que puedan distraer de su verdad.

Su color principal, el verde aguamarina, dentro de la gama de colores ‘naturales’, es el más destacado y al ser una variación del color verde, directamente asociado y representante de lo natural, encontramos un factor muy deseable en él. Con el matiz neón conectamos con el carácter online de la marca. Frescura, calma y creatividad, atributos que conectan directamente con su personalidad.

En definitiva, una identidad corporativa sencilla, que motiva a la imaginación y a la creatividad de manera original y diferenciadora, atributos que reflejan su personalidad creadora y ciudadana.