José María Tejerina es el director regional de Cadena SER Aragón desde hace casi cinco años. Con una dilatada trayectoria en medios de comunicación, pero hombre de radio, por encima de todo, subraya que gran parte del liderazgo de la emisora de Prisa en la comunidad radica en su apuesta firme y seria por la programación local y por el interés de contar las cosas cercanas.

  • Lleva cerca de cinco años al frente de la Cadena SER en Aragón. ¿Qué balance hace de este tiempo?
  • Cuando llegué, me encontré una emisora que funcionaba muy bien y con unos niveles de audiencia estupendos. Y eso, en un contexto de situación de crisis de los medios, a la que no ha sido ajena esta emisora. Así que, en este tiempo, por un lado, nos ha tocado pelear intentando reordenar las estructuras de la empresa (como a todos). Sin embargo, por otro lado, en lo que se refiere a esa parte más radiofónica que es la audiencia, nos sentimos muy reconfortados con el apoyo que tenemos. Y es que en cada nueva oleada del Estudio General de Medios (EGM) se ratifica el liderazgo de la SER en Aragón.
  • ¿Cuál es el secreto para consolidarse como la emisora más escuchada en la comunidad autónoma?
  • Uno de los pilares fundamentales de ese éxito es la implantación y presencia que tiene la Cadena SER en el territorio aragonés. Y esto nos lleva al segundo de los pilares: una apuesta firme y seria por la programación local. Buena parte del liderazgo de Radio Zaragoza radica en este interés por contar las cosas cercanas y que la gente, a su vez, nos cuente sus inquietudes. Y es que, a veces, los medios de comunicación nos centramos en los grandes temas, cuando lo que realmente le importa a la gente es qué pasa con el asfaltado de su calle, si los parques están en buen estado, si los árboles se caen o si falta una marquesina en su parada de autobús. Y ahí está Cadena SER Aragón, cerca de los ciudadanos para que nos cuenten lo que les pasa y lo que les interesa. Mientras que otras cadenas confían la mayor parte de su programación a la fuerza de sus estrellas radiofónicas, aquí, conjugamos esas grandes figuras –que también son importantes para nosotros- con el sentido común de estar radicados en el territorio.
  • ¿Y cómo se consigue esa información más cercana en una comunidad tan peculiar como Aragón?
  • Con emisoras distribuidas por todo el territorio. Eso nos da una riqueza tremenda a la hora de hacer el Aragón que todos queremos: una comunidad con peso y que, además, sienta quienes son sus gentes. Nosotros no tenemos repetidores. Cada emisora de Cadena SER Aragón tiene profesionales informando. Cada una de nuestras 16 emisoras es un centro de trabajo en el que hay periodistas que se esfuerzan día a día para acercarnos la información más cercana. Su trabajo hace posible que toda la comunidad se sienta perfectamente representada e integrada, con todas las singularidades que tiene este territorio. E intentamos que todo sea bajo el apellido de Cadena SER Aragón.
  • Esa apuesta por la programación local también se refleja en programas como Estudio de Guardia o La Rebotica, auténticos clásicos de la radio aragonesa.
  • Estudio de Guardia es un programa absolutamente ciudadano. De hecho, la gente suele utilizarlo para hacer una primera denuncia sobre temas y asuntos con los que no están contentos. Nosotros hacemos la gestión de preguntar a la Administración y podemos dar una respuesta al ciudadano, además de informar a las instituciones de que hay cierta inquietud o malestar, para que tomen notan. Se arregle o no, la denuncia pública por nuestra parte está hecha. En cuanto a La Rebotica, es el programa editorial de la casa. Es un espacio cualitativo, que marca la opinión de la jornada, lo que va a ocurrir en el plano político y social de la comunidad. Es todo un clásico de Radio Zaragoza, un fenómeno propio de esta tierra y con el que estamos encantados.
  • Cadena SER está a punto de celebrar 80 años de presencia en Aragón. ¿Qué ha supuesto la emisora para la comunidad?
  • Radio Zaragoza es una de las emisoras más veteranas en el panorama radiofónico nacional. Como he comentado, es una emisora muy arraigada en el territorio y que se ha caracterizado por la defensa de los valores propios de Aragón durante mucho tiempo, no solo de esta época (la defensa del Ebro, la defensa de los límites territoriales,…). La emisora lleva 80 años defendiendo el propio estatus de la comunidad autónoma. Somos aragoneses, gente de esta tierra, y, con nuestras emisoras, trabajamos para hacer un Aragón más fuerte.
  • Dicen que estamos saliendo de una crisis, en la que los medios de comunicación han sido unos de los grandes damnificados. ¿Cómo ha afectado a Cadena SER Aragón?
  • Lógicamente, como a todos los medios, ha afectado. Los primeros años de la crisis, hasta el 2011, fueron muy complicados y hubo que ajustar las estructuras. Y aunque todavía son momentos duros, sí que se puede decir que la situación se empieza a estabilizar. Por lo menos, sabemos en qué punto nos encontramos, porque hubo momentos en que no sabíamos que pasaría al mes siguiente. Además, entre los medios de comunicación, la radio goza de una salud suficientemente buena. La prensa se enfrenta al dilema de hacia dónde va el papel. La televisión juega en un partido totalmente diferente, en el que el show es una parte fundamental. Y, frente a esto, la radio se mantiene en el sitio que estaba, moviéndose entre los 20 millones de oyentes en toda España.
  • ¿Se imagina la vida sin radio?
  • ¿Se imagina la vida sin música? No, ¿verdad? Pues la radio es lo mismo. Es parte fundamental de la vida. Además, frente a otros medios de comunicación, no podemos olvidar que no nos pide nada. Un periódico demanda atención para leerlo. Y para ver la televisión hay que estar mirándola. Sin embargo, para escuchar la radio no necesitamos nada, nos acompaña. La radio va a seguir estando ahí, ya sea en su formato clásico -desde un transistor, dispositivo móvil u ordenador- o a la carta (a través de podcast). Sigue siendo radio. A quienes les interese un programa y quieran escucharlo de forma más tranquila, optarán por la segunda opción, mientras que los que quieran estar informados, seguirán escuchando la radio en directo. Y es que, otra de las ventajas de la radio, y en la que gana a otros medios, es en la inmediatez, ya que permite contar lo que está ocurriendo en el mismo momento que ocurre.